Así como los hijos heredan los genes de sus padres, de la misma manera, como padres también les podemos heredar buenos y malos hábitos. Uno de los hábitos en los que la mayoría de las veces fallamos es el enseñarles a nuestros hijos la importancia de una buena nutrición.

A través del ejemplo y la paciencia, nosotros podemos incentivar a nuestros hijos a que aprendan a elegir hábitos de vida saludable. A continuación les presento una guía y algunos consejos sobre cómo hacerlo:

1) Atráigalos con la variedad
Ayúdelos a que coman alimentos variados. Sirva diariamente comidas y meriendas balanceadas y ricas en nutrientes.

2) Celebre su progreso
A los niños no les gusta escuchar lo que ellos tienen que hacer, en cambio, usted les puede explicar lo que ellos pueden hacer. Sea positivo. A todos nos gustan que nos feliciten cuando hacemos algo nuevo. Celébreles su progreso y ayudara a su niño a crear una buena imagen del mismo.

3) Respete las porciones
No espere que su hijo coma la misma cantidad que usted come. Las porciones de alimentos son proporcionales a la edad y el tamaño del cuerpo del niño. Por ejemplo, la porción de carne para un adulto es aproximadamente el tamaño de la palma de su mano, mientras que para su niño la porción es equivalente al tamaño de la palma de la mano de él.

4) Apague las pantallas
Limite el tiempo de televisión, videos y computadoras. Estos hábitos conllevan al sedentarismo. El sedentarismo incrementa el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares. Limite el tiempo en frente de una pantalla a 2 horas al día.

5) No premie a sus hijos con postres
Algunos padres insisten en que el niño tiene que comerse todo lo que le sirven hasta que el plato quede límpio para poder comerse el postre. No existe un número exacto de la cantidad que ellos tienen que comer para poder pedir el postre, usted puede dejar que ellos decidan cuanto comer. Además, usted los puede premiar con llevarlos al parque o con dejarlo jugar algo en particular, pero no con comida y mucho menos con dulces.

6) Una actividad familiar divertida
Haga de la cena un tiempo para disfrutar en familia. Cuando la familia junta se sienta a comer, existe más posibilidad de comer saludable. Deje que los niños se involucren en las tareas de la cocina y que ayuden a planear las comidas. Desarrollar hábitos saludables es más fácil cuando se trabaja en grupo.

El heredarle a los niños la importancia de una buena nutrición les ayudara a ser exitosos en sus vidas. Una buena nutrición les ayudara a tener huesos fuertes y mentes inteligentes.

Sandra Tejada
Nutricionista del Programa del WIC y coordinadora del programa de lactancia materna
Cabarrus Health Alliance
300 Mooresville Rd, Kannapolis, NC 28081
Email: Sandra.Tejada@CabarrusHealth.org

Sandra Tejada

Nutricionista y Coordinadora de Lactancia Materna en el programa de WIC en el condado de Cabarrus, y Consultora Internacional de Lactancia en el Carolinas Medical Center.

Deja un comentario