Fatalismo es la creencia que nuestro futuro está determinado y no hay nada que podamos hacer para cambiarlo. Esta es una creencia muy popular en nuestra cultura latina, con el agravante que, mayormente pensamos que lo que nos depara el futuro es algo negativo o una catástrofe.

Es importante reconocer que, culturalmente hemos estado influenciado por esta creencia y podemos estar tentados a pensar de forma negativa sobre nuestro futuro. Con esto en mente, tenemos que tomar una decisión consciente de cambiar nuestra forma de pensar para combatir estos pensamientos.

¿Cómo cambiar mis pensamientos negativos?

  1. El primer paso es identificar los pensamientos negativos. Esto te permitirá estar más consciente de cuáles son esos pensamientos que te hacen sentir mal.
  2. Substituir el pensamiento negativo por uno positivo. Como una decisión consciente, es posible que al inicio no estés convencido del pensamiento positivo. La práctica es lo que permitirá que domines tus pensamientos.

Cambiar nuestro estado mental a uno positivo requiere mucha determinación, pero es posible adiestrar nuestra menta a ser más positiva

  1. Identificar evidencias que te ayuden a combatir el pensamiento negativo. Muchos de los pensamientos negativos son irracionales. Buscar evidencia de experiencias previas, que fueron más positivas, puede ayudar a combatir el pensamiento negativo. 
  2. Soltar la necesidad de control. La realidad es que no tenemos control de muchas cosas en la vida. Tampoco tenemos una bolita de cristal para saber lo que nos espera en el destino.

Lo que sí podemos hacer, dentro de nuestro control, es prepararnos para tomar las mejores decisiones posibles, y establecer un plan para el futuro dentro de nuestras posibilidades. 

  1. Pasearnos por nuestros miedo. Para dominar nuestros miedos, yo los invito a pasearse por ellos. Eso significa que nos imaginemos que lo peor que pensamos está pasando para darnos cuenta que, aunque puede ser incómodo o doloroso, siempre hay maneras de sobrepasar la situación.

Usualmente lo que nuestra mente imagina y crea es peor de los que resulta ser la realidad.

Recuerden que, aunque no tengamos control de muchas de las cosas que ocurren a nuestro alrededor, si tenemos control de la manera en que decimos pensar sobre los eventos y situaciones que ocurren en nuestra vida.

Los eventos tienden a ser neutrales y somos nosotros los que les damos una interpretación negativa o positiva. Por otro lado, no estamos definidos por los sucesos que nos ocurren, más bien por la manera en que decidamos afrontarlos.

Recuerden que esta información no sustituye una consulta con un profesional de la salud emocional. Para mayor información pueden llamar al 984-974-3795.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D. Psicóloga Clínica e Investigadora Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill Departamento de Psiquiatría

Deja un comentario