El aceite de oliva es considerado un superalimento debido a que su grasa saludable y propiedades antioxidantes benefician la salud cardiovascular.

Pero no solo eso. También es la mejor opción para personas con problemas de diabetes, hipertensión, órganos como el hígado, pancreas y estómago por sus grandes aportes:

  • reduce los niveles de colesterol malo (LDL y VLDL) y aumenta los niveles del colesterol bueno (HDL),
  • ejerce un efecto reductor de la presión,
  • mejora el control de la glucosa en sangre,
  • previene la aparición de cálculos biliares,
  • reduce el estreñimiento
  • y favorece la digestión y la absorción de nutrientes en el intestino.

Y por si no fuera suficiente también es ampliamente usado en la industria de la belleza por beneficiar la apariencia del cabello, piel y acción anti envejecimiento.

Te puede interesar: Usos capilares del aguacate: soluciones para todo tipo de cabello

¿Sabías que el aceite de oliva no puede almacenarse por largo tiempo?

Tres datos curiosos del aceite de oliva recuerdan la necesidad de saber aprovechar sus beneficios de forma efectiva. Para entenderlos es preciso recordar que este producto se obtiene del fruto de la aceituna.

En ocasiones una botella bonita (donde suelen venir estos aceites) invita a dejarlos en la despensa. Estas son razones para pensarlo mejor:

  1. No puede ser guardado por largo tiempo pues no se fermenta de forma positiva como ocurre con las bebidas alcohólicas, como el vino, por ejemplo, que también proviene de una fruta.
  2. Aunque realmente no se daña sí pierde sus propiedades saludables y rico sabor.
  3. Una vez que se abre la botella es necesario consumirlo en un máximo de 12 meses.

Tres formas de conservar el aceite de oliva son:

  1. Mantenerlo alejado de la luz. En ese caso lo ideal es comprar uno de botella oscura en lugar de transparente.
  2. Evitar las bajas o altas temperaturas. Debe guardarse lejos de la estufa pero tampoco en la nevera. La temperatura perfecta de este aceite está entre 60 y 72 ° F.
  3. Conservarlo tapado. El paso de oxígeno produce una oxidación del aceite que quita sus principales propiedades.

¿Cuál es el mejor tipo de aceite de oliva?

Existen tres tipos en orden de mayor a menor calidad:

  1. Extra virgen: viene de aceitunas prácticamente perfectas que no dejan residuos en la elaboración que se hace sin procesos químicos.
  2. Virgen: tampoco intervienen procesos químicos pero las aceitunas son de mayor madurez respecto a las que se usan en el extra virgen.
  3. Aceite de oliva: cuando no lleva ninguna distinción quiere decir que viene de un aceite (lampante) preparado con olivas casi no aptas para el consumo y que requiere un refinamiento previo así como de la mezcla con aceite virgen para mejorar su sabor.

A pesar de esta calificación todos los aceites de oliva son más sanos que cualquier otro, aunque el extra virgen tenga más antioxidantes.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario