Cada vez más personas están perdiendo peso, luchando contra la diabetes y sintiéndose bien con una deliciosa dieta basada en plantas, y ahora es más fácil que nunca. 

Una dieta basada en plantas consiste exclusivamente en alimentos vegetales, incluidas frutas, verduras, cereales y legumbres, y evita la carne, los lácteos y los huevos. 

Los alimentos de origen vegetal están llenos de fibra, ricos en vitaminas y minerales, libres de colesterol y bajos en calorías y grasas saturadas. Comer una variedad de estos alimentos proporciona todas las proteínas, calcio y otros nutrientes esenciales que su cuerpo necesita. Además, es importante incluir una fuente confiable de vitamina B12 en su dieta.

Aquellos que consumen una dieta basada en plantas reducen su riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, obesidad y otras afecciones de salud, muchas de las cuales afectan a los latinos en tasas desproporcionadas

Los latinos tienen más probabilidades que los blancos no latinos de morir de diabetes, según la Oficina de Salud de las Minorías del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Los adultos latinos tienen un 70 % más de probabilidades que los adultos blancos no latinos de ser diagnosticados con diabetes. Los latinos también tienen más probabilidades de ser obesos que los blancos no latinos.

Una dieta basada en plantas

Pero una dieta basada en plantas es una herramienta poderosa para mantener un peso saludable y prevenir, controlar e incluso revertir la diabetes tipo 2.

Esta no solo es la “receta” más deliciosa que pueda imaginar, sino que también es fácil de seguir. A diferencia de otras dietas, no hay recuento de calorías, porciones escasas ni recuento de carbohidratos.

Además, todos los “efectos secundarios” son buenos, a diferencia de la dieta cetogénica, con posibles riesgos a largo plazo que incluyen enfermedades cardíacas, cáncer y enfermedad de Alzheimer.

Las investigaciones

Los resultados de un estudio de investigación clínica del Comité de Médicos publicado en 2018 encontraron que una dieta baja en grasas a base de plantas puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

Una revisión científica del Comité de Médicos publicada a principios de este año muestra que los patrones de alimentación que enfatizan las frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.


Eliminan los productos animales mejoran los factores de riesgo de diabetes, incluidos el azúcar en la sangre, el colesterol, el peso, la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares. 

Por supuesto, combatir la diabetes y la obesidad es ahora más importante que nunca. Estas condiciones pueden conducir a peores resultados de COVID-19, que ha cobrado un precio mayor en los latinos.

Pero investigaciones recientes también muestran que las dietas a base de plantas están relacionadas con enfermedades menos graves por COVID-19.

Un estudio encontró que los participantes que siguieron dietas a base de plantas tenían un 73 % menos de probabilidades de tener una enfermedad por COVID-19 de moderada a grave, mientras que aquellos que siguieron dietas bajas en carbohidratos y altas en proteínas tenían un 48 % más de probabilidades de tener una enfermedad por COVID-19 de moderado a grave 

¿Dónde empezar?

La buena noticia es que el Comité de Médicos tiene todos los recursos que necesita para comenzar hoy una dieta basada en plantas.

Puede inscribirse en el programa Kickstart “vegano de 21 días en español” del Comité de Médicos, que lo ayudará a tomar el control de su salud con una dieta basada en plantas con recetas, videos y recursos en PCRM.org/MasPlantas.

También de visitar este sitio

Neal Barnard, MD, FACC

Es presidente del Comité de Médicos por una Medicina Responsable, una organización sin fines de lucro que promueve la medicina preventiva, realiza investigaciones clínicas y fomenta estándares más...

Deja un comentario