Una adolescente de Grand Stand, Carolina del Sur, lucha contra el COVID-19 y también contra la leucemia.

Su familia está celebrando algunas pequeñas victorias en la batalla de su hija de 13 años.

Lauren Hocin ha estado dando actualizaciones sobre la condición de su hija, Ariel Griffith, desde que se enfermó hace un par de semanas.

Ariel, estudiante de Ocean Bay Middle School, comenzó a tener problemas de salud.

La llevaron al Centro Médico Grand Strand, donde la trataron por COVID-19.

Internada por COVID-19 y luego diagnosticada con leucemia

Pero según Lauren, la condición de Ariel empeoró y la llevaron a la Universidad Médica de Carolina del Sur en Charleston.

Ahí finalmente se enteraron de que Ariel tiene leucemia.

Desde entonces, Ariel ha estado en la unidad de cuidados intensivos con un ventilador.

Pero el martes 29 de diciembre, Lauren publicó que Ariel no tenía soporte vital y le quitaron el ventilador el lunes.

“Decir que estoy aliviada es quedarse corto”, dijo Lauren en una publicación de Facebook.

“No puedo expresar mi entusiasmo y alegría. Puedo escuchar sus susurros y su voz volverá en unos días”, afirmó.

Mejoró, pero no sabe que padece esa enfermedad

Dijo que Ariel ha estado haciendo fisioterapia para que se mueva y que su pequeña se ve ″muy bien″.

Desafortunadamente, Ariel aún no sabe sobre su diagnóstico de leucemia, pero su madre dijo que su hija tiene un espíritu de lucha.

″Ariel se ha criado en todas partes con una base sólida en la fe″, escribió Lauren en Facebook.

La cuñada de Lauren abrió una cuenta de GoFundMe para ayudar a pagar los gastos médicos.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario