Tres adolescentes latinos acusados de asesinar a un niño latino de 5 años de edad
Tres adolescentes quisieron aterrorizar el vecindario adyacente a los Cole Village Apartments, y comenzaron a disparar al azar

Lo que para tres adolescentes latinos comenzó como un peligroso juego, terminó en el trágico asesinato de un niño de 5 años de edad, la tarde del en Winston-Salem, según las autoridades.

Oscar Méndez Rodríguez, de 17 años de edad, junto con un joven de 15 años y otro de 14 años, consiguieron una pistola calibre .38, se montaron en un un Nissan Sentra plateado, y por alguna razón quisieron aterrorizar el vecindario adyacente a los Cole Village Apartments, y comenzaron a disparar al azar.

Según testigos, las balas se incrustaron en las fachadas de tres apartamentos y en la carrocería de un vehículo desocupado, pero uno de los proyectiles alanzó la cabeza de un niño pequeño quien estaba dentro de su casa,

El niño cayó al piso frente a horror de sus padres y su hermana de 3 años quienes estaban dentro del apartamento cuando ocurrió el disparo. Llamaron de inmediato a los paramédicos, quienes llegaron a los pocos minutos.
El niño fue llevado al Wake Forest Baptist Medical Center, donde se sometió a una cirugía de emergencia, según el reporte policial. Pese a los esfuerzos de los médicos, el pequeño falleció.

Los padres del niño, Alberto Ríos y Alma Navarrete no sufrieron heridas durante el incidente, pero quedaron devastados.

Crimen sin motivo

Según un informe preliminar del Departamento de Policía de de Winston-Salem, no había pruebas de que el apartamento de la víctima fuera un objetivo intencional.

Los tres adolescentes acusados de haber perpetrado es crimen sin sentido, fueron arrestados luego de que la policía encontró el auto sospechoso en un apartamento en Old Vineyard Road, en ese mismo lugar fue arrestado el joven de 14 años, cuyo nombre no fue revelado por la policía. El mayor del grupo, Oscar Méndez-Rodríguez fue arrestado en su casa en Pleasant Street. Luego fue arrestado el joven de 15 años. Méndez-Rodríguez fue acusado de asesinato y se encuentra recluido en el Centro de Detención del Condado de Forsyth.

La investigación continúa

Las autoridades piensan que esta tragedia es un acto aleatorio de violencia. No está claro cuántos disparos se hicieron. Testigos aseguraron que se los adolescentes dispararon varias veces mientras conducían.

Cualquier persona que tenga información sobre esta investigación puede comunicarse con el Departamento de Policía de Winston-Salem al 336-773-7700, también puede llamar a CrimeStoppers al 336-727-2800 (en español al 336-728-3904). Adicionalmente puede contactar a CrimeStoppers a través de su página de Facebook: Crime Stoppers of Winston-Salem.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment