Tomar té correctamente tiene beneficios para el organismo y puede hacerse un hábito fácil de seguir. Conocer esa forma correcta de prepararlo garantiza disfrutar de sus propiedades sin maltratar los sabores.

El té y las infusiones son bebidas que gozan de un gran favoritismo en algunos hogares, llegando a ser parte de una cultura. En China tomar té es un arte pero además representa un símbolo de respeto y gratitud. En Inglaterra se ha adoptado la llamada Hora del té, que se disfruta a las 5 de la tarde.

Aun cuando no todas las culturas comparten rituales tan marcados, el tomar té es un hábito que usualmente se hace para eliminar o sustituir el café.

Tomar té correctamente es efectivo

  • Combate enfermedades.

Las propiedades antioxidantes del té lo convierten en un aliado para retrasar el envejecimiento. Pero además posee efectos antiinflamatorios y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. El poder astringente del té hace que facilite la cicatrización y también participe en la disminución del nivel de colesterol en la sangre.

  • Es nutritivo.

El té contiene sales y minerales que el organismo necesita: hierro, flúor, calcio, zinc, potasio y magnesio. Asimismo, aporta vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C, D y H en pequeñas concentraciones.

  • No contiene calorías.

Es ideal para complementar las dietas, ya que participa en la absorción de las grasas y acelera el metabolismo. Además tiene un efecto saciante que te aleja de la ansiedad por las comidas. El efecto diurético del té también ayuda a eliminar toxinas, muy importante a la hora de bajar de peso.

  • Mejora la concentración.

Uno de los componentes del té es la L-theanina, un aminoácido anti estrés con poder de relajamiento que mejora la capacidad de concentración.

Preparar una buena taza de té

Disfrutar de los beneficios del té requiere seguir pasos para preparar una buena bebida:

  • Elección del té

Hay una amplia variedad de té, no solo de formas sino de sabores. Seguro te llevará tiempo probar hasta escoger el favorito, pero en cuanto a las formas lo usual es emplear las bolsitas de té. Sin embargo, no son las que encierran el verdadero poder de esta bebida. Si es posible utiliza té natural fresco, ya que las bolsas comerciales no dejan de ser procesadas y por lo tanto no contienen 100 las propiedades de un té de calidad.

  • ¿Taza o tetera?

Si quieres practicidad puedes usar la taza donde beberás el té para prepararlo. Pero, prepararlo en una tetera ayuda a que puedas disfrutar de la bebida a una temperatura adecuada y además rinde para varias tazas.

  • ¿Qué tan caliente?

La temperatura ideal del té se logra hirviendo el agua por 1 a 5 minutos. Pero los expertos realmente recomiendan usar un termómetro para medir que el agua no pase de los 65°C. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que esa es la temperatura máxima a la que debe tomarse una bebida caliente, ya que según estudios tomar bebidas más calientes incrementa hasta en 5 veces la probabilidad de cáncer de esófago.

  • ¿Té frío?

Algunos té como los rojos suelen saber muy bien cuando se preparan como bebida fría. Hay dos formas de preparar el té frío: la primera es dejar que infusione por horas o hacerlo caliente y añadirle hielo. No se sugiere prepararlo caliente y dejarlo en la nevera por horas puesto que se oxida y daña el sabor.

  • Con azúcar?

Lo natural y correcto es que el té se tome sin añadirle azúcar, de hecho, la costumbre de hacerlo se debe a que los té son amargos. Un dato para mitigar ese sabor amargo es no dejar que se infusione por más de 5 minutos. Tampoco se recomienda exprimir la bolsa del té al sacarla de la taza o tetera.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment