El Tribunal de Apelaciones de Carolina del Norte dictaminó por unanimidad , que la ley estatal que exige una identificación con foto a los votantes quede sin efecto de forma indefinida, hasta que se decida su futuro en las cortes.

La decisión de 45 páginas, escrita por el juez Toby Hampson con la aprobación de los jueces John Arrowood y Allegra Collins, establece que es probable que la ley SB-824 sea discriminatoria y causaría daños irreparables. También dice que, dado que los tribunales federales ya han impedido que la ley entre en vigencia para las próximas elecciones primarias, la decisión de suspenderla evitaría una mayor confusión en los votantes.

En , el 55 de los votantes del estado aprobó una enmienda constitucional para que se exija a los votantes una identificación con foto cuando vayan a las urnas.

Esta decisión subvierte la voluntad de los votantes. La gente debería estar profundamente preocupada por eso, dijo Jeanette Doran, Presidenta del Instituto de Derecho Constitucional de Carolina del Norte.

Los legisladores estatales promulgaron la SB-824 ante la crítica de varios grupos de derechos civiles que la veían como un intento para poner obstáculos a minorías para que puedan votar.

Las leyes de supresión de votantes, como esta, privan a las personas de color al crear innecesariamente nuevos obstáculos en las urnas. Necesitamos que sea más fácil votar, no más difícil, dijo Wayne Goodwin, presidente del Partido Demócrata de Carolina del Norte.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment