El senador Thom Tillis introdujo en Washington DC una legislación que busca establecer responsabilidades judiciales contra los condados santuario de Carolina del Norte, que se nieguen a colaborar con las autoridades federales de inmigración.

El proyecto de ley busca obligar a los alguaciles en siete condados (Buncombe, Cumberland, Durham, Forsyth, Guilford, Mecklenburg, y Wake) a honrar las órdenes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) de mantener en la cárcel a ciertos indocumentados arrestados por cualquier delito (aún por faltas menores), más allá del tiempo establecido por la ley, aunque tengan el derecho a salir bajo fianza.

Los alguaciles han aclarado que ellos respetan todas las órdenes de retención de un recluso que sean autorizadas por un juez, pues las peticiones de ICE generalmente no son emitidas por un juez y son voluntarias.

La llamada Ley de Justicia para las Víctimas de Ciudades Santuario del senador republicano tiene como objetivo crear un derecho privado de acción civil para las víctimas de los condados santuario, es decir que cualquier persona que piense se afectada por las acciones de los inmigrantes liberados, tendría el derecho de demandar judicialmente a los condados.

Además, cualquier ciudad o condado santuario que se niegue a renunciar a su inmunidad en lo que se refiere a la acción civil relacionada con el santuario estaría sujeta a la retención de ciertos fondos federales.

Si quieren priorizar políticas de santuario imprudentes sobre la seguridad pública, también deberían estar dispuestos a proporcionar una compensación justa para las víctimas, dijo Tillis.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment