El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (DHHS) indicó que los nuevos casos hepatitis se han incrementado en el estado en los últimos cinco años, por lo que instan a la comunidad a vacunarse, realizarse exámenes preventivos y buscar tratamiento.

Según la entidad estatal entre los años 2012 y 2016 los nuevos casos diagnosticados de hepatitis B se incrementaron 62 %, mientras que de hepatitis C, en 176 %.

La falta de tratamiento de la hepatitis B y C resulta en problemas hepáticos de por vida, enfermedades crónicas del hígado y elevado riesgo de cáncer (cirrosis). Aunque la hepatitis C es curable, no hay vacuna disponible, mientras que si la hay para las tipo A y B, indicó la doctora Betsey Tilson, directora de salud del estado y jefe médica del DHHS.

Problemas de salud

El no tratarse la hepatitis B o C puede resultar en problemas del hígado de por vida, enfermedades crónicas hepáticas y elevado riesgo de cáncer.

La hepatitis es una inflamación del hígado que puede ser debida a diversas causas, aunque generalmente es un virus el responsable de la afección.

Hay por lo menos seis tipos de hepatitis, pero los virus más comunes son del tipo B y C.

Formas de transmisión

Según el DHHS la causa principal de la hepatitis viral B y C es la transmisión a través del intercambio de agujas o jeringas contaminadas, agujas, jeringas y otros artículos de inyección durante el uso de drogas. “Una persona se puede contagiar con la sangre de una persona infectada”, indica.

El DHHS dice que la hepatitis B y en algunas instancias la C, también se puede contagiar a través de relaciones sexuales con una persona infectada.

Se estima que en el estado hay por lo menos 150,000 personas infectadas con la hepatitis crónica C, y 60,000 con la hepatitis crónica B, indicó la entidad.

La autoridad sanitaria señaló que por lo menos 75 % de los infectados con hepatitis C, desconocen que tienen la infección y muchos ni siquiera experimentan síntomas, por eso la importancia de que las personas de más alto riesgo se hagan el examen como: Si han usado drogas inyectadas, tenido transfusiones de sangre, o han recibido donaciones de órganos antes de 1992, cuando se introdujo el examen sanguíneo para el virus de la hepatitis C.

Además 25 % de los infectados con el virus del VIH-Sida, están infectados con el virus de (HCV).

Casos de hepatitis crónica o aguada
Demografía Hepatitis B % Hepatitis C %
Casos (2012-2016) 587 100 581 100
Blancos 350 59 476 81
Afroamericanos 121 20 36 6
Latinos 20 3.4 11 1.9
Hombres 371 63 304 52
Mujeres 215 36 270 46

¿Qué hacer?

  • No comparta equipos de tatuaje, cuchillas, cepillos de dientes, o corta uñas.
  • Use las precauciones adecuadas en trabajos donde esté expuesto a sangre.
  • Usar protección cuando se tienen relaciones sexuales.
  • No comparta ningún artículo o equipo para inyectar: jeringas y agujas.
  • Vacunarse contra la hepatitis A y B.

Para más información sobre la hepatitis, los tipos de virus y recursos en Carolina del Norte, puede visitar esta página de Internet.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment