Con el podio ocupado por tres chicas adolescentes de 13 y 16 años, el skateboarding, deporte que hizo su debut en Tokio 2020, está regalando increíbles historias que sirven de inspiración a miles de pequeños alrededor del mundo.

A la sombra de la rama varonil durante muchos años, qué mejor escenario para el skateboarding femenino que unos Juegos Olímpicos para enseñar al mundo sus alcances.

El skateboarding nos regaló el podio más particular de estos Juegos de Verano. Tres rostros cándidos e inocentes lucían medallas con las que sueñan atletas que les doblan la edad.

La japonesa Momiji Nishiya emuló a su compatriota, Yuto Horigome, y se convirtió en la primera campeona olímpica de skateboarding de la historia. 

El segundo puesto fue ocupado por una pequeña de 13 años que puso en alto el nombre de Latinoamérica, la brasileña Rayssa Leal, que se colgó la presea de plata y curiosamente repitió la historia de los campeones japoneses, pues la carioca igualó la hazaña de su compatriota, Kelvin Hoefler, que también se hizo de la segunda posición en la final masculina.

"Todavía no me lo creo, parece que fue un hito histórico. Saber que había muchas otras personas que se entrenaron durante años para estar aquí, no solo para el skate, y haber logrado llevar una medalla para Brasil, es muy gratificante", dijo Ryssa a TV Globo. 

Rayssa Leal se hizo famosa en redes sociales en 2015, cuando con siete años y vestida de Campanita de Peter Pan realizó un  'heelflip', una de las maniobras más difíciles en el skate. El video se hizo viral.

“Ahora podré convencer a todos mis amigos para que salgan a hacer skate conmigo por todas partes conmigo", comentó la joven medallista.

La medalla de Rayssa Leal significa un parteaguas en el deporte de Brasil y el resto de Latinoamérica. De acuerdo a Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño, Rayssa es un orgullo nacional y un ejemplo para las personas que creen en el deporte como forma de vida. 

Otras personalidades de Brasil como la cantante Xuxa felicitaron a Rayssa Leal, también conocida como “Fadinha” (pequeña hada).

“El skateboarding es para todos", aseguró Rayssa.

La presea de bronce se la quedó la joven nipona, Funa Nekayama.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario