Propósitos de Año Nuevo ¿Cómo cumplirlos?
Según la Universidad de Harvard, la mejor manera para cumplir los propósitos de Año Nuevo es creando nuevos hábitos.

¿Cuál es la razón por la que no cumplimos nuestros propósitos de Año Nuevo? Año tras año queremos bajar de peso, hacer más ejercicio, dejar de fumar, comer saludable, empezar a ahorrar, etc. De hecho, muchos aseguran que dejan sus nuevos propósitos en los primeros meses del nuevo año ¿Cuál es la razón?

Según la Universidad de Harvard, la mejor manera para cumplir los propósitos de Año Nuevo es creando nuevos hábitos. Pero crear nuevas hábitos requiere de tiempo y energía. Se requiere de un nuevo comportamiento que sea sostenible al paso de las semanas y meses. Es por eso que para el próximo año busca iniciar con nuevas prácticas que permitan crear esos nuevos hábitos que te pongan en el camino de la vida que quieres. ¿Cómo hacerlo? Aquí algunos consejos:

Consejos para cumplir tus Propósitos de Año Nuevo

Divide tus propósitos en metas pequeñas

Empieza pensando en pequeño para que después puedas lograr tus anhelos. Por ejemplo, si deseas empezar a ahorrar, no te exijas demasiado. Empieza con una cantidad pequeña, que no te implique mucho esfuerzo. Sé constante y cumple con esa cantidad todos los meses. Al término de un año, no sólo tendrás más dinero sino que habrás creado el hábito del ahorrar

Haz un compromiso contigo mismo

Para cumplir un propósito debe existir un verdadero compromiso con lo que deseas lograr. Algo que puede ayudar es hacer una promesa escrita hacia la persona que no quieres decepcionar: tú mismo. Busca una manera de recordar ese compromiso que haces a ti mismo, ya sea poniendo mensajes alrededor de tu hogar o en tu lugar de trabajo. Si necesitas apoyo de los demás, haz el compromiso con alguien más que desee lograr lo mismo que tú.

Celebra tus pequeños logros

No esperes hasta que bajes 10 kilos (22 libras) de peso para celebrar. Date ánimos cada vez que bajes un kilo (2.2 libras). Cada paso que des es importante y te está llevando más cerca a tus objetivos. Disfruta cada meta que alcances y date una palmada en la espalda. Presume también tus logros con las personas que te rodean. Ellos también pueden ayudar a motivarte.

Aprende de tus errores

Cada vez que des un paso para atrás o no logres una meta, considéralo como un aprendizaje. No caigas en el error del “todo o nada” y quieras desistir de tu intento de lograr tus propósitos. Recuerda que cada intento sincero representa una lección aprendida. Cada vez que tengas un problema para cumplir tus objetivos, tómate un momento para pensar en lo que funcionó y lo que no y realiza los cambios necesarios.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Deja un comentario