El actor Kevin Spacey y sus compañías productoras deberán pagarle al estudio realizador de "House of Cards" $31 millones de indemnización por las pérdidas económicas que sufrió la serie tras su despido.

Spacey fue despedido por comportamiento sexual inapropiado, lo que dio un vuelco a la famosa producción de Netflix cuando iba rumbo a su sexta temporada.

De acuerdo con un documento presentado en la Corte Superior de Los Ángeles, el estudio que producía la serie perdió decenas de millones de dólares luego de que despidió a Spacey.

Las pérdidas se produjeron porque el estudio tuvo que reescribir la serie y eliminar a su protagonista, interpretado por Spacey.

Asimismo, disminuyó el número de capítulos de la sexta temporada (de 13 a ocho episodios) para cumplir con las plazos pautados para la entrega de la producción.

El documento presentado en el tribunal para su probación asegura que los árbitros descubrieron que Spacey violó los requerimientos de su contrato de tener un comportamiento profesional en el set.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario