Escuelas de Wake podrían volver a clases en línea
(Foto: Archivo)

Tic… tac… tic… tac… ¡Ring! La alarma volverá a sonar en las escuelas de Charlotte-Mecklenburg con el aviso de un histórico regreso a clases presenciales, al menos de manera parcial.

El próximo lunes ciertos alumnos de CMS volverán a las aulas casi un año después del comienzo del brote de coronavirus.

Luego de diversas negociaciones, se determinó el 22 de febrero como la fecha idónea para intentar volver a la normalidad escolar en algunos cursos en plena pandemia.

Aunque solo algunos estudiantes comenzarán la próxima semana sus clases presenciales.

El ausentismo ya era pronunciado en clases en línea

Si ya de por sí se calculaba que el 25.3 % de los estudiantes latinos de CMS habían estado ausentes en las clases en línea, las cifras podrían empeorar con la vuelta a los salones.

“En una clase de 20, miramos y 11 no iban a volver; y en una clase de 22, 10 no iban a volver. Eso te da una idea”, dice a La Noticia la profesora Nhora Gómez-Saxon.

“Yo enseño español para hispanohablantes y al menos el 50 % no va a volver por decisión propia y de los padres”, calcula.

La maestra de South Meck con más de 20 años de servicio en CMS se llevó una sorpresa cuando supo la cantidad de alumnos que tendrá ahora en la vuelta a los salones.

“Estuve hablando con los niños y pregunté ‘oye, ¿tú vas a venir?’”, comparte.

“Y me dijo una ‘pues mi mamá me dijo que no porque no hemos hecho el papeleo’”, dice.

“‘Muñeca, pero papeleo ya pasó’. ‘Sí, sí, pero de todas maneras no voy a volver’”, comenta.

“O sea que los números pueden ser falsos, van más niños que no hicieron la notificación a tiempo y se van a quedar en la casa, de los que informaron que no van a venir, ese número va a ser más grande”, advierte.

Maestros aún no son vacunados

El gobernador Roy Cooper dio luz verde el pasado 10 de febrero para que maestros, empleados del centro de cuidado infantil y el personal de apoyo escolar fueran elegibles para la vacuna COVID-19.

Será a partir del 24 de febrero que se comience a aplicar, solo dos días después del regreso.

“A ningún maestro han vacunado todavía pero ya tienen cita”, señala Gómez.

“Yo tengo cita para el 24 de febrero”, comparte.

“Pronto, porque un estudiante mío estaba trabajando haciendo citas de la comunidad hispana”, narra.

“Y me dijo que si me quería vacunar porque ya estaban empezando con los profesores”.

“Querían ver si el website funcionaba, me metí y me salió la cita para el 24 y la cogí”, dice.

“Pero todos mis compañeros la tienen para marzo y abril, desprotegidos, echados a la boca del lobo”, lamenta.

Las últimas cifras arrojan que hubo 3,916 nuevos casos en la más reciente actualización del COVID-19 en Carolina del Norte.

Además de 106 nuevos casos de fallecimientos, por lo que el temor sigue latente entre el profesorado.

“Nuestro director siempre manda un correo para toda la facultad diciendo que oren por alguna mamá, pero hoy hizo una lista de cuatro miembros de familias de la facultad tienen un muerto, generalmente tienen uno o dos por semana”, puntualiza.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario