Los habitantes de Boone, Carolina del Norte, quedaron sin aliento cuando Isaac Alton Barnes, de 32 años, mató a su mamá, su padrastro y a dos policías el 29 de abril.

La hermana de Isaac, Sommer Barnes, integrante del grupo familiar, reveló a WCNC Charlotte en una entrevista los problemas ocurridos antes de la tragedia.

Estado mental

Barnes explicó en la entrevista a WCNC que su hermano estaba viviendo con su madre, Michelle Ligon, porque ella quería ayudarlo con los padecimientos mentales que él sufría.

"Nunca hubo un diagnóstico. Empezó hace como dos años. Él parecía paranóico y delirante. Solo estaba asustado",

dijo Barnes en la entrevista.

Dijo que antes de enfermar, su hermano trabajaba como carpintero y hacía artes marciales.

Michelle Ligon y George Ligon, madre y padrastro de Isaac Barnes. (Imagen: Mary King)

Días previos

La hermana de Isaac Barnes reveló que días antes de la tragedia le habían pedido a su hermano ser jurado en una corte y que eso afectó su estado mental.

"Eso fue para su mente una clase de conspiración para llegar a él, sé que suena loco porque lo es, pero eso fue para su mente una prueba de que andaban tras él",

reveló Barnes en la entrevista.

Su mamá fue en su lugar a la corte aludiendo que él no estaba bien mentalmente.

¿Sabían que mataría a alguien?

Diría que no permití que mi mente fuera hasta allí. Pero es algo de lo que estaba consciente, debido a las estadísticas,

expresó Barnes.

Barnes dijo que estaba "preocupada" por su hermano, pero "nunca pensé que quería hacer daño".

Isaac Barnes no solo mató a su madre Michelle Annette Ligon, de 61 años, y a su padrastro, George Wyatt Ligon, de 58 años. También acabó con la vida de dos oficiales de policía.

Los oficiales Chris Ward y Logan Fox murieron a manos de Isaac Barnes. (Imagen: Sheriff Deputies)

Llamadas previas

El alguacil de Watauga, Len Hagaman, dijo que su oficina ya había recibido llamadas advirtiendo que Isaac Barnes era peligroso y que tenía armas.

Por su parte, Barnes contó que su madre y padrastro habían hablado con la policía, pero no para reportar armas, porque considera que su madre no estaba al tanto del armamento.

Ella fue a las fuerzas de seguridad para hacerlos conscientes del estado mental de Isaac no porque pensara que él iba a hacer algo, sino en caso de que si alguna vez ellos lo encontraban, supieran que él no estaban en su sano juicio y probablemente los vería como una amenaza,

explicó Barnes.

¿Buscaron ayuda?

Su madre y ella fueron a grupos de apoyo para personas con enfermedades mentales, buscando respuestas para ayudarlo. Su hermana reveló que se sentía nerviosa de comentarle el asunto a la policía por si alguien terminaba lastimado.

Quería que se sintiera seguro de tomar ayuda de ese lugar, no que se le forzara,

detalló Barnes.

Te puede interesar:

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario