La brutalidad policial quedó exhibida de nueva cuenta en Estados Unidos. Esta vez, la policía de Los Ángeles arremetió contra Joshua Wilson, un afroamericano en silla de ruedas que se encontraba en una manifestación. 

El martes 14 de julio, dos oficiales detuvieron a dos mujeres activistas en la calle de South Figueroa, centro de Los Ángeles. Manifestantes que pasaban por el lugar de los hechos trataron de impedirlo y la situación se salió de control.

Durante el disturbio, la policía detuvo a tres personas: David Dixon por delito grave, Mario Chacón de Glendora por sospecha de agresión a un agente y Joshua Wilson (discapacitado) por presunta portación de arma de fuego.

Reporte de la detención de Joshua Wilson

“El 14 de julio, aproximadamente 50 manifestantes intentaron interferir con 3 personas bajo custodia policial. Durante el incidente, un hombre en silla de ruedas, Joshua Wilson, golpeó a un oficial en la cara. Wilson, un delincuente convicto, fue detenido y se encontró un arma cargada en su poder”, explicó el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Leave a comment