Una amplia coalición de organizaciones de derechos de los inmigrantes condena los continuos intentos de las autoridades del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y líderes de la Asamblea General para avanzar políticas antiinmigrantes, incluido el Proyecto de Ley HB-370, un proyecto de ley extremo antiinmigrante que obligaría a los alguaciles a ayudar a ICE a detener y deportar a miembros de la comunidad.

El presidente de la Cámara de Representantes de Carolina del Norte, Tim Moore, junto con funcionarios del Departamento de Seguridad Interna (DHS), celebraron una mesa redonda cerrada sobre el proyecto de ley.

Campaña contra inmigrantes

The American Civil Liberties Union, Campaign for Southern Equality, El Centro Hispano, Comité Acción Popular (CAP), Comité Popular Somos Raleigh, Compañeros Inmigrantes de las Montañas (CIMA), Comunidad Colectiva, Just Futures Law, North Carolina Justice Center, Poder NC Action, El Pueblo, Siembra NC, la Coalición del Sudeste Asiático y otras organizaciones condenaron la retórica antiinmigrante de las autoridades y se han opuesto al Proyecto de Ley HB-370 de la Cámara de Representantes.

Estas acciones en Carolina del Norte siguen a las políticas del DHS que buscan separar a los niños de sus familias, negar a los solicitantes de asilo el derecho de solicitar protección y aumentar las tarifas para los inmigrantes que desean convertirse en ciudadanos, dijo Angeline Echeverría, directora ejecutiva de El Pueblo. Este truco publicitario es solo el último de una campaña para demonizar y violar los derechos humanos de los inmigrantes.

Los legisladores están haciendo un intento descarado de criminalizar aún más a los inmigrantes y ayudar a mantener la fuerza de deportación de Trump que está separando a las familias en nuestro estado, aseguró Eliazar Posada, Director del Departamento de Participación y Defensa Comunitaria de El Centro Hispano.

Intromisión federal

ICE no debería involucrarse en la política local, e instamos a los legisladores estatales a mantener el veto del gobernador del proyecto de ley HB-370, dijo Alissa Ellis, la estratega regional de derechos de inmigrantes para la ACLU de Carolina del Norte. Los habitantes de Carolina del Norte decidieron poner fin a la colaboración con ICE, y la reunión de hoy demuestra hasta qué punto ICE está dispuesto a llegar para usurpar la voluntad de los votantes.

Estudio tras estudio muestra que la cooperación policial local con ICE no hace que las comunidades sean más seguras. El año pasado, los votantes de los dos condados más grandes de Carolina del Norte: Mecklenburg y Wake, eligieron a los alguaciles que hicieron campaña con promesas, ahora cumplidas, para poner fin a la participación de su condado en el programa federal 287(g), una asociación con oficiales federales de inmigración que ha llevado a la deportación de miles de personas de Carolina del Norte. Los alguaciles en los condados de Buncombe, Forsyth, Guilford y Durham también han anunciado que ya no retendrán a las personas en la cárcel por solicitudes de detención de ICE.

Leave a comment