"Todos van a morir" fue lo primero que escucharon los niños de la primaria Robb, en Uvalde, antes de que el tirador, Salvador Ramos, abriera fuego, sin embargo, Samuel Salinas, de 10 años, logró sobrevivir tras hacerse el muerto.

Salinas recuerda que había sangre y que el salón rápidamente se llenó de esta.

Esa misma sangre fue utilizada por otra sobreviviente para untársela y que creyeran que estaba muerta.

Salinas se encontraba en ese mismo salón y recuerda que el tirador atacó primero a las maestras y luego a los niños.

Salinas no salió ileso del tiroteo en Uvalde, pues el tirador logró darle en la pierna, tras lo cual Samuel fingió estar muerto para que no le volvieran a disparar.

Según dijo a Good Morning America, cuando la policía lo sacó de la habitación vio los cuerpos de las maestras y compañeros de clase. Ahora el niño de 10 años tiene pesadillas sobre el tirador y que alguien le dispare.

"Cada que haya un encierro estaré realmente asustado", dijo Salinas a ABC News.

El papá de Samuel, Chris Salinas, creó una página para pedir ayuda con los gastos luego de que su hijo resultara herido.

"Mi hijo, Samuel Salinas fue directamente afectado por el tiroteo en Robb Elementary. Estamos recaudando fondos para los gastos médicos de Samuel y un fondo de emergencia para cualquier otra cosa que necesite durante este tiempo", señaló el papá.

De acuerdo con la página GoFundMe, el objetivo es que Samuel logre recuperarse lo más sano posible.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com