Un niño de Oklahoma que intentó acariciar a los cachorros de un Pitbull en casa de sus abuelos, terminó sin un brazo debido a la agresiva reacción del perro.

Axel Foster, de 4 años, perdió el brazo derecho luego de meter la mano en el corral de los perros el pasado viernes por la noche en Tecumseh, informó la policía.

Al llegar al lugar de los hechos, los oficiales vieron Axel esperando ayuda sin una extremidad.

“El brazo del niño todavía estaba en el corral“, informó el jefe de policía de Tecumseh, JR Kidney.

“Cuando los oficiales y el control de animales intentaron recuperar el brazo, el perro se volvió agresivo con ellos”, agregó.

Como si se tratara de una película de terror, Aaron McCormick, uno de los oficiales que respondió al llamado, describió que “podía ver el brazo dentro del corral y uno de los cachorros estaba tratando de morderlo”.

Uno de los perros fue asesinado a tiros por la policía en el intento de recuperar el brazo del pequeño, según los informes.

Destiny McDow, madre de Foster, declaró que “corrieron al hospital”, pero, lamentablemente, los doctores no tuvieron éxito al tratar de unir el brazo de su hijo. McDow describió en una recaudación de fondos que el pequeño Foster estaba “luchando no sólo para mantener su brazo sino también su vida”.

Las autoridades se encuentran investigando si los abuelos de Foster estaban al tanto de él al momento del ataque. De lo contrario, podrían enfrentar cargos de negligencia infantil.

“Espero que haya sido simplemente un accidente que el niño haya podido llegar al corral, pero veremos todo”, aseveró Kidney.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario