Un tribunal federal ratificó la pena de muerte contra Dylann Roof por la masacre en 2015 de nueve personas en una iglesia de Carolina del Sur frecuentada por personas de raza negra.

Los tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del 4to Distrito en Richmond fueron unánimes en su decisión.

Roof, quien en ese momento tenía 21 años, irrumpió en la iglesia Mother Emanuel AME Church en Charleston el 17 de junio de 2015. Justo cuando un grupo comenzaba la plegaria de cierre de su sesión de estudios religiosos comenzó a disparar.

En 2017, Roof se convirtió en la primera persona en Estados Unidos en ser sentenciada a muerte por un crimen de odio a nivel federal.

Durante la apelación, los abogados argumentaron que se le permitió erróneamente a Roof defenderse a sí mismo durante la crucial etapa de sentencia. El acusado mantuvo en reserva los expedientes sobre su salud mental, "bajo la falsa idea" de que "sería rescatado de la prisión por nacionalistas blancos pero sólo, extrañamente, si mantenía ocultos sus trastornos psiquiátricos".

Los abogados insistieron que el fallo de culpa y la pena de muerte debían ser anulados. O que en todo caso se debería iniciar un nuevo juicio "previo la realización de una evaluación psiquiátrica adecuada".

Panel condenó la masacre en la iglesia

El panel de tres jueces determinó que el juez no tomó la decisión equivocada al determinar que Roof era competente para ser procesado. Al mismo tiempo emitió una enfática condena del crimen.

"Dylann Roof mató a afro estadounidenses en su iglesia, cuando rezaban y estudiaban la Biblia. Ellos lo habían recibido con brazos abiertos. Lo hizo con la intención plena no sólo de aterrar a sus víctimas inmediatas... sino también a todos los que se enterasen de la masacre", expresó el panel.

"Ningún relato en frío ni minucioso desglose de normas y antecedentes puede expresar el horror total de lo que hizo Roof. Sus crímenes ameritan el castigo más severo que una sociedad severa puede impartir", añadieron.

Una de los abogados de Roof, Margaret Alice-Anne Farrand, defensa de oficio, se negó a comentar sobre la decisión.

Después del juicio federal, Roof recibió sentencia a nueve cadenas perpetuas consecutivas tras declararse culpable en el 2017 de cargos de asesinato a nivel estatal. Con ello calificó para ser ejecutado en una prisión federal.

Pero el mes pasado, el secretario de Justicia Merrick Garland impuso una moratoria a todas las ejecuciones federales. El despacho está reevaluando las políticas y procedimientos en la aplicación de la pena capital.

Te puede interesar: Detienen ejecuciones mientras revisan políticas de pena de muerte

Desarrollado por La Noticia con información de aP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario