El fiscal general, Merrick Garland, ordenó el 1ero de julio detener las ejecuciones federales mientras se revisan las políticas sobre pena de muerte en el Departamento de Justicia.

"El Departamento de Justicia debe garantizar que todos en el sistema de justicia penal federal no solo gocen de los derechos garantizados por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, sino que también sean tratados de manera justa y humana”,

dijo Garland en un memorando.

El funcionario ordenó una revisión de las políticas instituidas en la era Trump para retomar las ejecuciones federales a partir de julio de 2020.

Daniel Lewis Lee se convirtió en el primer ejecutado federal en los últimos 17 años y luego de su muerte más de una docena de reclusos recibieron la pena de muerte.

Garland ordenó evaluar "el riesgo de dolor y sufrimiento asociado al uso de pentobarbital", la sustancia que se aplica mediante la inyección letal.

También pidió revisar cambios en las regulaciones del Departamento de Justicia que ampliaron los métodos de ejecución y "autorizaron el uso de instalaciones y personal estatales en ejecuciones federales".

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario