La comunidad de Chester, Carolina del Sur, está conmocionada por la muerte de un niño que habría sido asesinado por su madre, según la policía.

El pequeño Jase Wise, de 6 años, era muy querido por sus amigos y sus familias.

Dentro de los afectados se encuentra la familia de la vecina Linda Rogers, abuela del mejor amigo de la víctima.

“Él y mi hijo de 8 años dicen que eran hermanos. Se decían ‘hermano’. Eran mejores amigos”, expresó 

Ambos niños fueron juntos a la escuela primaria Chester Park.

De acuerdo a los reportes de la policía, Jase Wise recibió un disparo de su madre, Mary Rosborough, durante sus vacaciones de Acción de Gracias en el condado de Fairfield. 

Según los informes, Rosborough dijo "que quería enviar a la víctima al cielo".

"Esa mamá lo amaba más que a la vida. Ella amaba a ese niño. Ni siquiera la he visto regañarlo", señaló Rogers.

Las autoridades revelaron que Rosborough había "estado luchando contra la adicción a las drogas" y que hubo una "sobredosis anterior aproximadamente un mes antes en la que la policía tuvo que responder".

Jase dejó bellos recuerdos

Jase venía con bastante frecuencia a la oficina y yo veía los pequeños golpes en la puerta. Él haría un gesto para conseguir ese dulce después de la escuela", narró la gerente del apartamento Wendy Sawyer.

Las autoridades detallaron que Jase Wise se encontraba en casa de su abuela en Fairfield cuando ocurrió el tiroteo. La familia acababa de regresar de un viaje de casa.

Rosborough se encuentra en prisión sin derecho a fianza.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario