Un estudiante de secundaria que asistió a Andrew Jackson High School en el condado de Lancaster, Carolina del Sur, murió esta semana de COVID-19.

"Le encantaba estar activo, estaba en mi clase de gimnasia, hablaba con todo el mundo", dijo a WRAL el amigo del estudiante, Seth Marshall.

Los funcionarios escolares dijeron que el joven fue trasladado en avión al hospital después de que su condición empeoró

Pasó solo unos días antes del comienzo de la escuela.

Marshall dijo que la muerte lo está afectando porque su amigo se sentía más como en familia.

"Fue genial verlo todos los días, cuando estabas deprimido, él animaba tu espíritu", dijo Marshall.

La muerte de su amigo es una prueba de que la COVID-19 es real y peligrosa, dijo Marshall.

Así, el superintendente de las escuelas del condado de Lancaster dijo que varios de sus maestros, administradores y profesores no estarán allí el primer día de clases porque están enfermos con el virus.

La Asamblea General de Carolina del Sur aprobó una nueva disposición que evita que los distritos escolares requieran cubrirse el rostro en la escuela

En cambio, los líderes escolares los alentarán fuertemente.

"Es un momento muy devastador", dijo Marshall.

Los funcionarios de la escuela aún no han revelado el nombre del adolescente que falleció.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Rayo cae sobre bote en Carolina del Sur y lo prende en fuego

1 de cada 7 niños viven en pobreza en Estados Unidos, ¿es Carolina del Norte un buen lugar para la niñez?

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario