La historia de Julio Negrón es para escribir un libro, hace una década era un guardia en New York, pero lo culparon de un delito que no competió. Ahora, 10 años después ya está libre y no sólo eso, será millonario.

Guardia latino recibirá $6.5 millones de compensación, pasó 10 años en la cárcel y era inocente

Negrón abandonó la prisión luego de 10 años de estar en ella, demando a la ciudad de New York una vez que determinaron que era inocente y recibirá $6.25 millones como compensación.

Julio Negrón ingresó a la cárcel en 2005, la policía lo arrestó tras un tiroteo en Queens, donde una persona resultó herida y lo acusaron de ser el autor de este acto. En un principio, diversos testigos aseguraron que él no lo hizo, pero la presión de agentes hizo que el latino pasara un largo tiempo en la cárcel.

La víctima del tiroteo no lo nombró durante su comparecencia, pero los detectives y el fiscal principal del caso, Patrick O’Connor, presionaron para que Negrón fuera culpable.

“Este caso me costó mucho. Esto se quedará conmigo por el resto de mi vida. Es algo por lo que estoy pasando todo el tiempo”, dijo Negrón al Daily News esta semana.

Un fiscal ocultó pruebas del caso de Negrón en 2005

Además, en 2005 el fiscal ocultó pruebas que determinaban a otro sospechoso como el autor del tiroteo, a pesar de que lo capturaron, nunca se le acusó formalmente de este delito.

Una vez que Negrón quedó encarcelado, se amparó en el Freedom of Information Law, recopiló pruebas y registros de su caso para defenderse.

En 2015, el juez Greg Lasak desestimó el caso, concluyendo que el “engaño” de O’Connor fue deliberado, pero aún así no se demostraba que no fuera culpable.

Una vez que revisaron el caso, los fiscales concluyeron que Negrón era inocente y ahora el gobierno tendrá que pagar una generosa suma por este error.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario