Científicos descubrieron una rara especie de ballena al borde de la extinción al sureste de Nueva York.

El gobierno federal está utilizando una zona protegida voluntaria para proteger a las ballenas francas del Atlántico norte, pues quedan menos de 350 ejemplares en el mundo, según los científicos.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) informó que la zona protegida, ubicada al sur de Long Island y al este de Nueva Jersey, estará vigente hasta el domingo.

NOAA solicitó a los marineros que atraviesen el área lentamente o de preferencia la eviten por completo debido a que las ballenas son propensas a chocar con embarcaciones o enredarse en instrumentos de pesca.

Una matriz acústica ayudó a detectar la presencia de ballenas francas del Atlántico norte en el área el pasado 20 de noviembre, detalló la agencia.

Otras zonas para proteger a las ballenas son Maryland y Massachusetts.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario