Un niño de 3 años de Oklahoma jugaba en el patio de su casa, cuando fue atacado por el perro de su familia y fue mutilado hasta la muerte por el animal que acababa de ser rescatado.

Según dieron a conocer sus familiares, el menor, quien fue identificado como James McNeeilis, fue atacado hasta la muerte en el patio trasero de su hogar.

Según cuenta la familia, el perro tenía 3 semanas de haber sido rescatado y nunca había mostrado señales de agresión.

"Este fue un repentino y trágico accidente, que dejó a la familia perdida y tambaleándose", señaló la familia.

A través de un comunicado, la Oficina del Alguacil del condado de Creek dijo que el ataque al niño fue reportado el miércoles pasado, cerca de las 7:20 PM.

La televisora Koco reportó que luego de que jugara con su perro en el jardín y no regresara a la casa, su familia salió a ver el patio, donde encontraron su cuerpo.

El niño de 3 años que fue atacado por un perro que su familia había rescatado, en Oklahoma, fue declarado muerto cerca de las 7:35 PM.

El perro fue llevado a una instalación de control de animales, pero no se especificó si será sacrificado.

De acuerdo con la familia, el perro era una mezcla entre un Corgi y un Pastor de Shetland.

A través de GoFundMe, la familia ha pedido ayuda para el funeral y para que la familia pueda mudarse de la casa donde criaron al niño.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario