Winston-Salem emitió una declaración de emergencia
Violadores de mascarillas en Winston-Salem podrían enfrentar un delito menor, encarcelamiento y una multa de $ 1,000

Winston-Salem enmendó su declaración de emergencia para hacer cumplir los nuevos requisitos del gobernador Roy Cooper sobre mascarillas y límites de capacidad de personas dentro de los establecimientos.

Según la proclamación que entrará en vigor a las 5:00 pm del miércoles 25 de noviembre, los infractores reincidentes en la ciudad de Winston-Salem podrían enfrentar un delito menor de Clase 2, lo cual puede llevar a 60 días de cárcel y una multa de $1,000.

La policía y los bomberos de Winston-Salem están autorizados a emitir citaciones cuando corresponda.

Gobernador advierte el estado

Cooper emitió una orden ejecutiva el lunes 23 de noviembre con un lenguaje duro sobre la aplicación del mandato de mascarillas en todo el estado; debido al aumento de casos de coronavirus y hospitalizaciones en los últimos meses.

El gobernador demócrata recientemente reelegido; dijo que no quiere que el estado "retroceda" cerrando negocios o escuelas. En cambio, tiene la esperanza de que un mayor cumplimiento de las pautas de salud existentes estabilice las tendencias al empeoramiento.

"Nuestros números están aumentando, pero las cosas aún no están en llamas", dijo Cooper en una conferencia de prensa.

Las mascarillas son obligatorio en todas partes

El orden mejorado de Cooper hace que las mascarillas sean necesarias en negocios, gimnasios, restaurantes y cuando estás dentro de una casa con otras personas que no son de tu hogar.

Las personas que hacen ejercicio en el interior deben usar una mascarilla si no están dentro de su propia casa. Si están afuera y dentro de los 6 pies de alguien que no vive en su hogar, también deben usarla. Los atletas universitarios y profesionales que no compitan activamente o se recuperen del ejercicio deben llevar mascarilla.

La orden requiere que todos los trabajadores del restaurante usen una mascarilla, incluso si no interactúan con el público. Los clientes también deben estar enmascarados, incluso en su mesa, cuando no estén comiendo o bebiendo activamente.

Los departamentos de policía locales pueden multar a las empresas que no cumplan con el mandato de la mascarilla, que se emitió por primera vez en junio.

La alcaldesa de Greensboro, Nancy Vaughan, dijo en conferencia de prensa que las empresas de su ciudad también pueden recibir una multa de $100 por cada persona que supere la capacidad permitida.

Aidé Oropeza

Aidé es estudiante en Durham Tech Community College. Tiene gran interés en computadoras y en aprender lenguajes de programación como HTML/CSS, JavaScript y Java. aoropeza@lanoticia.com

Deja un comentario