Existe la posibilidad de tormentas eléctricas, pero no estarán visibles para todos en Carolina del Norte.

Este jueves 8 de abril será un día mayormente seco y más templado, con máximos en los 80 grados F.

Y más allá del polen, debería sentirse bien estar afuera.

Sin olvidar las medidas de sanidad debido a la pandemia, por supuesto.

Las áreas al norte y al este del Triángulo, incluidos Rocky Mount, Wilson y Roanoke Rapids, tienen más probabilidades de ver lluvias y tormentas eléctricas.

Esto, a partir de las 3 de la tarde y hasta el jueves por la noche, según los meteorólogos de WRAL. 

Aunque las áreas al sur y al oeste de Raleigh son menos propensas a sufrir tormentas

Si el Triángulo ve tormentas, serán aisladas y breves, de acuerdo con el citado medio. 

Es más probable que la lluvia y las tormentas eléctricas ocurran antes de las 9 de la noche.

Existe una mayor probabilidad de lluvia y tormentas el viernes.

Dicha probabilidad aumenta cuando el área de Charlotte se encuentra bajo un riesgo de Nivel 1 por clima severo.

Y este podría ampliarse para incluir partes del área de observación.

En el Triángulo, la lluvia y las tormentas serán más probables en las horas de la tarde y la noche.

Aunque estarán aisladas, así que la gente no debería prever cancelar sus planes.

Las tormentas y la lluvia también serán posibles el sábado por la tarde, pero nuevamente, estarán dispersas

La buena noticia es que la lluvia del viernes y sábado podría llevarse parte del polen que parece estar cubriendo todo.

Según WRAL, aunque los recuentos de polen suelen alcanzar su punto máximo durante unas tres semanas, esta semana fue probablemente la peor.

El polen de pino es el polen amarillo que cubre todo, pero puede que no sea lo que hace llorar.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Tormentas severas y frío invernal amenazan a Carolina del Norte

Lluvias heladas caerán esta semana en Carolina del Norte

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario