El Senado de Carolina del Norte aprobó el 18 de agosto un proyecto de ley que elimina la solicitud de un permiso de pistolas para adquirir estas armas en la entidad.

El proyecto fue aprobado en abril por la Cámara de Representantes. Ahora se espera que sea firmado o vetado por el gobernador Roy Cooper.

Si el mandatario no hace nada, el proyecto se convertiría en ley automáticamente.

La iniciativa fue criticada por activistas pro-desarme, quienes creen que el proyecto facilita la compra de armas en la entidad.

Ley en puertas

Las leyes en Carolina del Norte establecen que los compradores de pistolas necesitan un permiso del alguacil del condado donde habitan. El proyecto de ley eliminará este requisito si entra en vigencia.

La Asociación de Rifles y Pistolas de Carolina del Norte (NCRPA) está a favor de la medida.

Según un comunicado de la organización, los compradores de pistolas fueron despojados de su derechos constitucionales cuando se suspendió temporalmente en 2020 la entrega de estos permisos en el condado de Wake debido a la pandemia.

A raíz de ese precedente, la NCRPA consideraba que la medida era necesaria porque evitará que los compradores de pistolas deban lidiar con los diferentes requisitos que los alguaciles piden dar esos permisos.

"Algunos alguaciles imponen otras restricciones como un límite en la cantidad de permisos solicitados a la vez, períodos de espera y/o prueba de buen carácter moral",

expresó la organización en un comunicado.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

Foto del avatar

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario