Un auténtico viernes negro se vivió esta tarde en el centro comercial The Streets de Southpoint, en Durham, donde un tiroteo dejó tres personas heridas, entre ellas un menor de edad.

Informes preliminares de la policía señalan que los hechos ocurrieron alrededor de las 3:23 p.m.

Al llegar al lugar, las autoridades encontraron a tres personas baleadas, entre ellas un niño de 10 años. Todos fueron trasladados al hospital y sus heridas no ponen en riesgo su vida.

De acuerdo a la jefa de policía de Durham, Patrice Andrews, el tiroteo inició tras una disputa entre dos grupos de personas que se conocían. Los involucrados huyeron del lugar y los oficiales solo detuvieron a un sospechoso.

"Los tiroteos en esta ciudad tienen que terminar", sentenció Andrews.

Andrews agradeció la valiente intervención de la policía de Durham, que a través de su cuenta de Twitter comunicó que el centro comercial se encontraba fuera de peligro y recomendó no circular por la zona.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario