Este sábado, las autoridades informaron que un policía de Fayetteville le disparó y mató a una mujer que tenía una crisis mental y quien amenazaba con lastimarse.

Fue el viernes, alrededor de las 9:00 p. m., cuando los oficiales fueron enviados a un área residencial en Colgate Drive, luego de que una persona reportara que cuatro hombres estaban intentando entrar a su casa.

El jefe de policía, James Nolette, dijo que al llegar, los oficiales no encontraron evidencia del supuesto allanamiento y que, tras entrevistar a la mujer, encontraron inconsistencias en su historia.

En una conferencia de prensa, Nolette señaló que durante el incidente había dos policías presentes y que toda la situación "escaló demasiado rápido".

La mujer, una madre de familia quien estaba acompañada por su hija y su abuela, habría sacado un arma de fuego y amenazó con hacerse daño.

"Los oficiales, a unos pies de esta joven, intentaban reducir la tensión, tratando de disuadirla, pasaron aproximadamente una hora en esta situación muy cerca de ella, tratando de que entregara el arma", dijo Nolette.

Luego de que accediera a dejar el arma, los oficiales intentaron quitársela y forcejearon con la mujer y fue en ese momento que un policía le disparó.

El policía de Fayetteville que mató a mujer que tenía crisis mental fue puesto bajo licencia administrativa y se llamó a la Oficina de Investigación del Estado de Carolina del Norte para investigar el incidente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com