Cuando la gente miró al cielo para despedir a cuatro astronautas que se dirigían a la Estación Espacial Internacional a bordo de una cápsula SpaceX Crew Dragon, se llevaron una sorpresa.

Se trataba de una resplandeciente bola de fuego.

Probablemente se trataba de una roca espacial que entró en la atmósfera de la Tierra.

O también, es posible que se tratara de una pequeña parte de los desechos orbitales.

No obstante, se prevé que la próxima pieza considerable de escombros vuelva a entrar, un satélite Starlink desactivado lanzado el año pasado, no se espera que vuelva a entrar durante varios días según Aerospace Corporation, que rastrea estos objetos.

El objeto se ilumina significativamente en el cielo y parece que se rompe cerca del horizonte.

Los científicos se refieren a objetos tan brillantes, usando el planeta Venus como comparación, como bólidos o bolas de fuego.

Si esta roca espacial sobrevivió a la caída, lo cual es muy poco probable, las piezas restantes que llegan al suelo se conocen como meteoritos.

Según la NASA, han llegado más de 250 informes de personas en su mayoría de Carolina del Norte y Virginia.

Los informes indican que la bola de fuego era visible desde el cielo de Carolina del Sur hasta Pensilvania.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

¡Impresionante! Cohete SpaceX regaló asombrosas imágenes en el cielo de Carolina del Norte

Lanzamiento de SpaceX será visible desde las Carolinas

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario