Un hombre de 53 años murió cuando se encontraba nadando en una cascada de Carolina del Norte.

La víctima identificada como Philip D. Williams de 53 años originario de Kingsport, Tennessee, estaba nadando en Elk River Falls, cuando las personas que lo acompañaban se dieron cuenta que ya no se veía por ningún lado, por lo que llamaron a las autoridades.

El Departamento de Bomberos Voluntarios de Linville respondió a la llamada y comenzaron los esfuerzos de rescate; sin embargo, por lo complicado del lugar un buzo tuvo que salir del lugar en helicóptero, pues sufrió una emergencia médica.

El cuerpo de Williams fue recuperado y el caos se encuentra en investigación.

Según el Servicio Forestal de Estados Unidos, Elk River Falls ha sido escenario de varios ahogamientos en los últimos años.

Este lugar tiene entre cerca de 15 metros de altura y es popular entre nadadores y excursionistas debido a la gran piscina en su base, salpicada de rocas y planas.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".