Encontrar una tumba en pleno estacionamiento puede ser escalofriante.

Peor aún si se trata de un antiguo cementerio familiar que data del Siglo XIX.

Una marea de autos en el centro de Cary, Carolina del Norte, busca estacionarse a diario sin saber que están conduciendo sobre un cementerio.

La prueba es la única pieza que queda de ese cementerio histórico de una de las familias fundadoras de la ciudad.

La casa, que desapareció hace mucho tiempo, pertenecía a Carlos Yates, hijo de Eli Yates, cuya familia era propietaria del renombrado Molino Yates

Eli compró 706 acres de tierra en lo que eventualmente se convertiría en Cary.

Pero, ¿cómo fue que el cementerio de una familia tan histórica se volvió un estacionamiento?

Según WRAL, Carla Michaels, historiadora de Friends of Page-Walker y bisnieta de Carlos Yates, lo ha descubierto.

“El cementerio es el único vestigio que queda del Cementerio de la Familia Carlos Yates que se encontraba en el lugar del Hogar Carlos Yates”, explica Michaels. 

"Era mi tatarabuelo y el padre de Helen Yates Walker del Page Walker Hotel, entre otros".

"La tierra de Eli Yates, que luego se convertiría en Cary, se extendía desde el sur de Chatham Street hasta el norte de NW Maynard Road", dijo. "Y de una rotonda a otra en Chatham Street".

La lápida que se mantiene en el estacionamiento pertenece a su hija Glendora "Dora" Yates Edwards, quien murió joven.

Michaels encontró documentación escrita de que Dora fue enterrada cerca de su padre, Carlos.

"Así que la triste 'broma' de la familia ha sido que Carlos Yates está enterrado en algún lugar debajo del estacionamiento", dijo Michaels. 

"Su marcador desapareció hace tiempo, aunque mi padre recuerda un impresionante obelisco que marcó su tumba”.

También cree que podría haber al menos otra tumba enterrada en el estacionamiento.

Mientras que otros miembros de la familia fueron enterrados después en el cementerio Hillcrest en Cary.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Paciente de cáncer murió tras ser atacado cuando compraba flores para la tumba de su madre

El tierno momento en que una joven se enteró que fue aceptada en la universidad junto a la tumba de su madre

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario