A poco más de un mes de que la Suprema Corte eliminara el derecho constitucional al aborto, regulación que ahora está en manos de los diferentes estados del país, Carolina del Norte se ha transformado en el lugar ideal tanto para residentes como para mujeres de otros estados que desean interrumpir su embarazo, incluyendo a latinas.

Con la anulación del caso Roe v Wade, se estipuló la prohibición total del procedimiento en cerca de la mitad de los estados, aunque Carolina del Norte no ha tenido nuevas restricciones al respecto.

Te puede interesar:

En el estado se permite legalmente el aborto hasta que el feto sea viable, que se encuentre entre las semanas 24 y 26 de embarazo. Esta situación ha convertido a Carolina del Norte en una de las mejores opciones para interrumpir el embarazo en el Sureste del país.

Cabe destacar que el estado cuenta con 14 clínicas de aborto ubicadas en nueve diferentes condados.

Mujeres latinas, segundo grupo con más abortos en Carolina del Norte

Según el Instituto Guttmacher, en 2020 se practicaron 31,850 abortos en Carolina del Norte. La mayoría de esos procedimientos se realizaron para personas residentes del estado.

Sin embargo, en las primeras semanas de julio, se registró que un tercio de las citas para la atención del aborto fueron hechas por pacientes de otros estados.

De acuerdo a información del Centro Estatal de Estadísticas de Salud, durante el último año se proporcionaron 25,058 abortos a residentes de Carolina del Norte, es decir un 98.5 % de los practicados.

El 56.6 % de las solicitantes de aborto tenían entre 20 y 29 años, el 49.3 % de las solicitantes de aborto eran afroamericanas y el 13.1 % eran latinas, siendo el segundo grupo racial que más mujeres registró.

Además, el 58.7 % de los solicitantes de aborto tenían más de 13 años de educación, mientras que dos tercios ya eran padres de uno o más niños.

Un total de 48 residentes de Carolina del Norte obtuvieron abortos después de 21 semanas. Junto a que 30 de esos procedimientos se realizaron dentro del estado y 18 se realizaron fuera del mismo.

La directora ejecutiva de Pro-Choice North Carolina, señaló durante un foro virtual que “nada cambió en nuestras leyes. No teníamos una prohibición de activación en su lugar. Ahora significa que Carolina del Norte es un estado donde la gente viene para acceder a la atención”.

Y aunque ahora mismo Carolina del Norte es un refugio para las personas que desean interrumpir su embarazo, esta situación podría cambiar durante el otoño con el resultado de las elecciones.

“Se acerca un proyecto de ley para prohibir el aborto si no hacemos que la Cámara de Representantes y el Senado estatal luchen contra una gran mayoría”, comentó la senadora estatal Natalie Murdock (D-Durham).

Te puede interesar:

“El derecho al aborto se reducirá a cinco escaños: tres escaños en la Cámara y dos escaños en el Senado estatal. Ese es nuestro camino para proteger la atención del aborto aquí en Carolina del Norte este otoño”, puntualizó.

Si bien, los republicanos han expresado su deseo de aprobar más restricciones al aborto, no lo han hecho porque el gobernador demócrata Roy Cooper usaría su poder de veto para bloquear tales restricciones.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...