Un grupo de nativos americanos protesta afuera de South Point High School en Belmont en noviembre. - Foto: Ann Doss Helms

Este verano se cumplen 20 años desde que la Junta de Educación de Carolina del Norte recomendó a las escuelas que detuvieran el uso de nativos americanos como mascotas. Desde entonces, más de la mitad de las 73 escuelas públicas que antes usaban dichos logotipos o apodos han realizado cambios.

En el condado de Gaston, la escuela secundaria South Point no lo ha logrado.

La escuela se encuentra entre un grupo cada vez más pequeño de escuelas de Carolina del Norte que todavía usa una mascota nativa americana. Después de años de protestas y peticiones, el problema de los Red Raiders ‘ ‘invasores rojos’ - ha dividido al pueblo de Belmont.

Mientras tanto, otra escuela, en un pueblo cercano, logró evitar tensiones similares sobre su propio nombre ‘Red Raiders’ al convertir el tema en una oportunidad para involucrar a la comunidad.

Iniciando conversaciones

La escuela Harry M. Arndt en el condado de Catawba se unió a la lista de escuelas que han cambiado mascotas hace dos años.

Antes del cambio, la directora Jennifer Stodden dice que no había recibido quejas sobre la mascota, también los Red Raiders. Pero ella vio que había un debate a nivel nacional.

¿Cómo empezó todo?

“El comienzo de la conversación fue con los Washington Redskins. Y, ya sabes, hubo algunas cosas que estaban cambiando y ocurriendo con los equipos y las mascotas a nivel nacional”, dijo.

En ese momento, en 2020, el equipo de fútbol de Washington estaba en proceso de deshacerse de su controvertido nombre, uno rechazado durante mucho tiempo por el Congreso Nacional de Indígenas Estadounidenses y otros grupos.

Stodden decidió que sería un buen momento para que su comunidad escolar abordara su propia identidad. Después de discutir el tema con los funcionarios del distrito, inició conversaciones con los padres y los estudiantes.

“Me dieron la autonomía para poder iniciar las conversaciones con nuestra comunidad escolar”, dijo. “Me consoló mucho poder comunicarme no solo con nuestra asociación de padres y maestros, sino también con nuestros padres que vienen y se ofrecen como voluntarios, en los eventos deportivos y las noches de actividades. Cualquier oportunidad que tuve para iniciar esa conversación, lo hice”.

Finalmente, la escuela decidió mantener su logotipo, una letra A mayúscula atravesada por una lanza, y cambiar su mascota a los Warriors o los Guerreros.

“Tuve un pequeño comité de estudiantes y hablamos sobre qué representa un guerrero. ¿Qué significa eso? ¿Cómo vamos a asegurarnos de que esto se adapte mejor a nuestra escuela y quiénes somos? ¿Y qué significa una mascota?” Stodden dijo.

Esas conversaciones, dice, ayudaron a suavizar la transición.

“Creo que el hecho de que seamos una comunidad escolar unida y tengamos esas conversaciones abiertas antes de que se realicen cambios fue, ya sabes, muy, muy importante en todo este proceso”, dijo Stodden.

Dos condados, dos reacciones distintas

La experiencia en el condado de Catawba es muy diferente de las peticiones y protestas en el condado de Gaston, donde la Junta de Educación local dice que la decisión debe tomarse a nivel escolar.

El cartel afuera de South Point High School muestra un hombre nativo americano con la piel roja. - Foto: WFAE

En Belmont, Rebecca LaClaire de la Comisión de Asuntos Indígenas de Carolina del Norte dice que es injusto atribuir la responsabilidad a la escuela secundaria de South Point.

LaClaire: “Si el director dijera, 'está bien, vamos a quitar la mascota', todos estos padres, todos estos partidarios de los Red Raiders irían a la junta escolar y exigirían su trabajo. Eso es exactamente lo que sucedería”.

El director Gary Ford, quien no ha respondido a las solicitudes de comentarios, también enfrenta un terreno incierto con los funcionarios del condado.

El alcalde de Belmont, Charlie Martin, dice que la Junta de Educación del condado apoyó la reciente resolución del Concejo Municipal para reafirmar su aprobación de la mascota ‘Red Raiders.’

Martin dijo que se consultó a la administración de la escuela antes de la resolución. Cuando se le preguntó si la administración la apoyaba, dijo: "Bueno, la junta escolar la apoya".

La Junta de Educación del Condado de Gaston no ha tomado una postura formal sobre el tema y no tiene una política de mascotas.

Muchos otros distritos escolares de Carolina del Norte han enfrentado los cambios de mascota, dice Julia Hegele, directora de comunicaciones del Departamento de Administración del estado.

“En última instancia, la responsabilidad recae, según lo entendemos, en los distritos escolares. Entonces, podemos recomendar y podemos asesorar, pero al final es una decisión de la junta escolar”, dijo Hegele.

Debate a nivel local

Una madre nativa americana en Belmont, Becky Rice Gaither, compartió sus preocupaciones en la reunión más reciente de la Junta de Educación del Condado de Gaston.

“¿Debería recordarles que su declaración de misión es proporcionar un lugar innovador, educativo y seguro para todos los estudiantes en un entorno de aprendizaje enriquecedor? Esto incluiría a los estudiantes nativos americanos”, dijo Gaither en la reunión.

Ella dice que sus hijos han enfrentado racismo e insensibilidad en el sistema escolar del condado de Gaston. Gaither se preocupa por el desprecio por los nativos americanos que viven en la comunidad, como lo describió con la resolución del consejo de la ciudad.

¿Cuál fue la resolución?

“Pusieron en la resolución que el uso de imágenes o símbolos con temas nativos puede ser auténtico, apropiado y preciso cuando se usa con cuidado con sensibilidad cultural y con el consejo de las tribus nativas americanas locales”, dijo Gaither. “Bueno, las tribus locales en esta área no fueron consultadas. No fueron advertidas”.

El defensor de los Red Raiders, Jason Rumfelt, dijo que hay nativos americanos locales que fueron consultados y que apoyan a la mascota, pero no quiso clarificar quiénes son.

“No voy a revelar sus nombres o identidad”, dijo Rumfelt. “No voy a ponerlos en una posición en la que, ya sabes, podrían ser condenados al ostracismo por tener una opinión opuesta sobre esto”.

LaClaire dice que está claro lo que debe suceder, incluso si la administración de la escuela permanece en silencio.

“Si tienes nativos americanos que asisten a la escuela y dicen que la mascota es ofensiva, si ofende a uno, eso es suficiente para eliminarlo”, dijo LaClaire.

El Consejo Asesor sobre Educación Indígena del estado ha considerado recomendar una acción más fuerte que eliminaría todas las mascotas nativas americanas de las escuelas públicas para el comienzo del año escolar 2023-24.

Kayla Young

Kayla Young

Kayla Young es periodista del programa Report for America. Cubre temas de inmigración y la comunidad latina para WFAE y La Noticia. Estudió periodismo en la Universidad de Texas en Austin.