Este jueves se presentó una denuncia en contra de un exsacerdote que trabajó en la escuela primaria Our Lady of Assumption en Charlotte.

El padre Francis P. Gillespie, de la provincia de Maryland de la Compañía de Jesús, fue acusado de abusar sexualmente en repetidas ocasiones de John Doe JC entre 1996-1997.

Doe tenía 8 años cuando comenzaron las agresiones y de acuerdo a sus abogados, los abusos siguieron años después, de 1999 a 2000.

La demanda detalla que Gillespie acudía a menudo a la escuela y permitía que Doe lo ayudara a dar la misa a pesar de no ser monaguillo. La actividad continuó con normalidad hasta que un día, el padre cerró la puerta del cuarto en el que estaban y abusó sexualmente de él por primera vez. Francis le dijo a John que no le contara a nadie.

El abuso continuó con frecuencia hasta que Doe ingreso a la secundaria.

“El demandante se guardó el abuso para sí mismo inicialmente debido a la advertencia de Gillespie y los sentimientos de impotencia y luego debido a los continuos sentimientos de culpa, vergüenza y vergüenza”, asegura la denuncia.

Entre los acusados de la demanda también están la Diócesis Católica Romana de Charlotte, las Escuelas Católicas del Área de Mecklenburg, la Provincia de la Compañía de Jesús de Maryland, la Provincia de la Compañía de Jesús del Este de los Estados Unidos y el Padre Francis P. Gillespie.

"Debido a que tenía solo 8 años cuando comenzó el abuso, y debido a su educación religiosa y las enseñanzas de la iglesia y la escuela, John Doe JC tenía miedo de denunciar su abuso y se vio obligado a llevar esta carga solo", comentó el abogado de Doe, Richard Serbin, en su declaración preparada.

“La aprobación de la Ley del Niño Seguro por Carolina del Norte le ha brindado a él ya todos los sobrevivientes de abuso sexual infantil la oportunidad de buscar justicia. Desafortunadamente, la 'ley de la ventana' que brinda esta oportunidad para que todos los adultos que fueron abusados ​​sexualmente de niños busquen justicia se cierra el 31 de diciembre de 2021”, agregó.

Además, la demanda reclama actos de negligencia; contratación, supervisión y retención negligentes; incumplimiento del deber fiduciario; fraude constructivo; y agresión sexual y agresión.

En octubre, Catholic News Herald informó que se presentaron acusaciones contra  Francis P. Gillespie.

Gillespie fue el sacerdote de la Iglesia y Escuela Nuestra Señora de la Asunción de 1994 a 2001.

La Diócesis de Charlotte se pronunció respecto al caso:

“La Diócesis de Charlotte se enteró recientemente de una acusación de abuso sexual infantil contra el padre jesuita Francis P. Gillespie en Charlotte hace más de 20 años. Informamos la acusación a la policía de Charlotte-Mecklenburg y al Departamento de Servicios Sociales, y cooperaremos plenamente con cualquier investigación. P. Gillespie sirvió como pastor en la iglesia y escuela Our Lady of the Assumption en Charlotte de 1994 a 2001. Su orden religiosa supervisora, los jesuitas, lo asignaron al ministerio en la diócesis de Raleigh en 2002.

"Los jesuitas destituyeron al p. Gillespie del ministerio el 29 de septiembre mientras se investiga la acusación, que es un procedimiento estándar según la Carta de la Iglesia para la Protección de Niños y Jóvenes de 2002 y no debe implicar culpa. Una revisión independiente de nuestro personal y otros archivos en 2019 no encontró ningún registro de acusaciones de nadie contra Gillespie.

"La diócesis de Charlotte tiene tolerancia cero con el abuso sexual infantil y alentamos a cualquier persona que haya sido víctima de abuso a buscar ayuda e informar a las autoridades. También oramos por la paz y la curación de las víctimas de abuso y sus familias y comunidades ”.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario