En los últimos meses, miles de inmigrantes han sido subidos a autobuses en la frontera sur y expulsados desde Texas, al norte, a ciudades como Washington D.C. y Nueva York.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, comenzó a ordenar la circulación de estos buses en abril, como parte de una disputa nacional sobre la política de inmigración

Ahora, ciudades como Charlotte están experimentando una mayor demanda de asistencia de emergencia para los inmigrantes que llegan a la frontera y son colocados en autobuses desde Texas.

Inmigrantes expulsados de Texas llegan a Charlotte

Cuando Abbott lanzó su política de transporte de inmigrantes, la Coalición Latinoamericana de Charlotte notó una tendencia. Más personas, muchas de Venezuela, Nicaragua y Cuba, empezaron a llegar a Charlotte directamente desde la frontera.

El director de la coalición, José Hernández París, dijo que muchos de ellos no tenían conexiones locales y no sabían a dónde ir para encontrar ayuda.

“Diría que probablemente alrededor del 5 % vienen casi en una situación de calle cuando llegan aquí. No habían recibido ningún apoyo de Texas cuando les dijeron que se fueran”, dijo Hernández.

Algunos de estos inmigrantes llegan con niños, según el funcionario de la Coalición.

“En los seis años que he estado aquí, nunca había visto a alguien con un niño que nos llama y los recogemos de un parque. Eso es muy inusual.”

Más de 1,400 personas

Desde mayo, dice que la Coalición, que ha ayudado a unas 1,400 personas, incluidos más de 500 niños, que llegaron desde la frontera. Charlotte se ha convertido en un punto de parada alternativo para los inmigrantes en camino hacia Washington D.C. y Nueva York.

“Los inmigrantes comparten que otros lugares se están quedando sin espacio. Creo que se dan cuenta de que somos un buen destino. Entonces, queremos ser proactivos”, añade Hernández.

Por ahora, la Coalición depende de las iglesias locales y las familias dentro de su red para proporcionar viviendas temporales. Pero Hernández dijo que estos lugares no son una solución viable para abordar las necesidades de vivienda a largo plazo.

“Queremos prepararnos porque creo que sí somos capaces de trabajar con los que están llegando, ubicarlos e integrarlos lo más rápido posible, eso nos ayudará a evitar que esto se convierta en una crisis mayor”, dijo.

Cómo puede ayudar

La Coalición Latinoamericana ha lanzado una página de GoFundMe para recaudar donaciones para comprar cosas como fórmula para bebés, alimentos y artículos de higiene personal. La Iglesia Metodista Unida de Hickory Grove también está aceptando donaciones de alimentos y ropa.

Esta historia fue producida mediante una colaboración entre WFAE y La Noticia. Puedes leerla en inglés en WFAE. This story is available in English on WFAE.

Kayla Young

Kayla Young

Kayla Young es periodista del programa Report for America. Cubre temas de inmigración y la comunidad latina para WFAE y La Noticia. Estudió periodismo en la Universidad de Texas en Austin.