Los trabajadores de una sucursal de McDonald's, ubicada en Charlotte, se unieron a una huelga a nivel nacional debido a las demandas por los derechos sindicales y contra las acusaciones de acoso sexual.

Fue justo al mediodía del martes 26 de octubre cuando los empleados de la sucursal que se encuentra en 2518 Beatties Ford Road realizaron su manifestación.

“El acoso sexual desenfrenado en McDonald's, bajos salarios y demandas para que se forme un sindicato", son los puntos a tratar por los empleados de la cadena de comida rápida.

Están exigiendo que la empresa se responsabilice por el acoso sexual desenfrenado y la violencia contra los trabajadores.

"Estamos aquí realmente exigiendo un sindicato, para que podamos obtener cambios que no podemos lograr por nosotros mismos", dijo Rita Blalock, una trabajadora de Raleigh McDonald's.

“En este momento, los trabajadores están siendo acosados ​​y algunas personas tienen miedo de hablar porque sienten que podrían perder sus trabajos”.

“Unirnos en un sindicato ayudaría porque tendríamos una voz real en nuestra tienda, no solo sobre el abuso, sino sobre los salarios, la seguridad y todo lo demás”, añadió Blalock.

Esta será la quinta ocasión que los trabajadores hacen una huelga de la Lucha por $15, la cual se ha llevado a cabo en 10 ciudades desde 2018.

Desde 2016, McDonald's ha ignorado en gran medida a sus trabajadores de primera línea que han presentado más de 50 quejas y demandas, alegando acoso ilegal en sus restaurantes.

El problema no se limita a Estados Unidos, actualmente existen quejas activas sobre acoso sexual y mala conducta en McDonald's en Brasil, Francia, Reino Unido y Australia.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Vacunas y tamales: trabajadores agrícolas y sus familias reciben ayuda en Carolina del Norte

Charlotte exige vacuna COVID-19 a nuevos trabajadores

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario