El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte anunció una medida extrema en el sector salud.

El pasado martes 27 de julio se anunció que ahora se requerirá que todos los trabajadores y voluntarios del cuidado de la salud del estado estén vacunados contra la COVID-19.

Por lo que la fecha límite para cumplir la mandatoria es el 30 de septiembre.

Este mandato aplica a todos los empleados en todos los centros de salud estatales.

Así, se anunció que los empleados que no estén completamente vacunados antes de la fecha límite verán consecuencias.

"Estarán sujetos a medidas disciplinarias, incluyendo el despido, por conducta personal inaceptable”, se advirtió en un comunicado. 

La División de Instalaciones de Atención Médica Operadas por el Estado supervisa y administra 14 instalaciones de atención médica.

Todas ellas son operadas por el estado y tratan a adultos y niños con enfermedades mentales, discapacidades del desarrollo, trastornos por uso de sustancias y necesidades neuromédicas.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Hamburguesas gratis en Carolina del Norte para quien haya recibido la vacuna COVID-19

″Maldita sea″: Pareja vacunada se contagió de COVID en Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario