Ejercitarse es algo que una buena parte de la población le obsesiona, a tal grado que logran tener cuerpos fortísimos.

Tal es el caso de los habitantes de Carolina del Norte, que ocupan el quinto lugar en todo el país entre los estados con las personas más fuertes.

La empresa Lift Vault fue la encargada de realizar el estudio.

Se trata de un recurso en línea para levantamiento de pesas, culturismo y entrenamiento de fuerza.

Y ésta analizó datos y se propuso determinar en qué lugar de Estados Unidos residen los hombres y mujeres físicamente más fuertes del país.

Los datos analizados

Examinaron cinco años de datos proporcionados por Open Powerlifting centrándose en tres categorías principales de powerlifting.

La sentadilla, que es un ejercicio de fuerza en el que el alumno baja las caderas desde una posición de pie y luego se pone de pie.

También el press de banca, un ejercicio de entrenamiento con pesas para la parte superior del cuerpo en el que el alumno presiona un peso hacia arriba mientras está acostado en un banco de entrenamiento con pesas.

Y finalmente, un peso muerto, en el que se levanta un peso del suelo hasta el nivel de las caderas, antes de volver a colocarlo en el suelo.

Created by Lift Vault
 • View
larger version

Texas, el lugar con personas más fuertes

Los datos revelan que los hombres y mujeres más fuertes del país residen en el estado de Texas.

Texas tuvo como resultados una sentadilla promedio de 687 libras; press de banca promedio: 438 libras; peso muerto promedio: 742 libras.

Los datos revelan que Carolina del Norte es el hogar de la quinta gente más fuerte de Estados Unidos.

No muy lejos del estado de la estrella solitaria, con cifras de levantamiento de pesas muy loables: sentadilla promedio: 519 libras; press de banca promedio: 329 libras; peso muerto promedio: 547 libras.

Los cinco estados más fuertes se componen por Texas, Virginia, Nueva York, California y Carolina del Norte.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario