Una tragedia sacudió el pueblo de Kenly, en el condado Johnston, donde este miércoles por la mañana un bebé murió luego de ser atacado por un perro, informaron las autoridades.

Josh Gibson, jefe de la policía, dijo que la muerte fue accidental y que ocurrió alrededor de las 5:00 a.m.

El perro, de raza pitbull, se encuentra bajo la custodia de Control de Animales del Condado de Johnston.

La policía continúa realizando las respectivas investigaciones y de momento se desconoce si habrá algún culpable por el incidente.

No se ha esclarecido a quién pertenece el perro.

"Es bastante doloroso para un bebé pequeño, el bebé no tenía defensa para sí mismo", comentó Michael Street, un vecino del domicilio donde ocurrió el ataque.

El pasado mes de mayo, también en el condado de Johnston, dos perros de una familia mataron a un bebé de 10 meses.

En esa ocasión, la policía concluyó que había salido brevemente de la casa cuando los Rottweilers de la familia atacaron y mataron a la niña.

Cuatro meses después, dos perros fueron sacrificados luego de matar al pequeño de 7 años Jayden Henderson, en Garner.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario