Enseñar a los hijos sobre los peligros del abuso de drogas suele ser un tema complicado. 

Los niños son fácilmente impresionables, especialmente cuando se trata de emular el comportamiento de las personas mayores que los rodean. 

Si, desde una edad temprana, los niños ven que quienes los rodean abusan de las drogas o el alcohol, es posible que se sientan inclinados a pensar que este comportamiento es normal.

Es por ello que estos casos deben restringirse y no formar un patrón

DrugAbuse.com realizó una reveladora encuesta a 3,000 padres.

Dicho sondeo encontró que el 45 % en Carolina del Norte, admiten que han evitado hablar con sus hijos sobre los peligros del consumo de drogas.

La encuesta también encontró que un tercio de los padres admiten que han estado borrachos frente a sus hijos.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de abordar el tema de los peligros del consumo de drogas con los hijos

DrugAbuse.com compartió tres consejos para tener la conversación con sus hijos:

1. Sea honesto, pero sepa dónde trazar la línea

Si sus hijos le preguntan si ha probado drogas antes, no mienta al respecto. 

Sea honesto y cuénteles su experiencia, pero asegúrese de recordar que la conversación no se trata de usted; se trata de proporcionar a sus hijos valiosos conocimientos sobre el tema

Si realmente no quiere hablar de sus experiencias personales, es mejor evitar responder la pregunta en absoluto. 

Establecer límites entre usted y su hijo también es una decisión personal y, como padre, eso depende de usted.

2. No se ande por las ramas

Empiece la conversación estableciendo las bases: "Como padre (s), yo (o nosotros) no queremos que consumas drogas". 

El resto de la discusión podría centrarse en las razones de esto, así como en una explicación de cualquier pregunta adicional que puedan tener sobre las drogas y otras sustancias. 

No olvide que es muy probable que sus hijos hayan encontrado más información de la que usted cree a través de plataformas como las redes sociales o la televisión.

Así que trate de mantener la calma y la compostura, incluso si le hacen una pregunta que pueda sorprenderle.

3. Escuche a sus hijos

Una vez más, probablemente sepan mucho más de lo que cree.

Por eso también es fundamental escuchar lo que tienen que decir y preguntar para evaluar dónde están sus conocimientos. 

Las conversaciones son una calle de doble sentido, así que asegúrese de no terminar entregando un monólogo: abra el piso a la discusión.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

45% de los padres de Carolina del Norte evitan hablar con sus hijos del peligro por consumir drogas

Joven quedó paralizada tras consumir bebida con droga en bar

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario