Las autoridades de Indiana, confirmaron por medio de un análisis de ADN que un hueso encontrado en una camioneta SUV sacada del río Ohio el año pasado es de una mujer que desapareció en 2002 junto a sus dos hijos.

Los restos pertenecen a Stephanie Van Nguyen, quien tenía 26 años cuando desapareció con su hija de 4 años, Kristina; y su hijo de 3, John. Por años no se supo nada de ellos hasta el 2021 cuando se localizó la camioneta Nissan Pathfinder 1997, en el interior se encontró un hueso el cual al ser analizado reveló que era de la mujer.

Sin embargo, no se encontraron más restos humanos en el vehículo, por lo que los dos menores siguen en la lista de personas desaparecidas, esto a menos que se encuentren más restos en la zona o que la familia pida que se les declare muertos

La fíbula fue tomada por Krista Latham y su equipo de la división de antropología de la Universidad de Indianápolis para analizar en su laboratorio antes de ser transferida al Buró de Investigaciones Criminales de Ohio para más análisis.

No se sabe cuál fue el destino de la mujer, aunque fue declarada muerta, hay un infinidad de dudas sobre el caso, pues no se sabe dónde está su cuerpo y dónde están sus hijos. Así como saber si se trató de un accidente o un homicidio.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario