Luego de cancelarle el desayuno a un amigo, Benjamin Anderson desapareció y lamentablemente, el hombre de Phoenix fue hallado muerto en el desierto, mientras que su auto apareció incendiado.

La policía dice que Benjamin, quien tenía 41 años y era nacido y criado en Glendale, fue visto por última vez la mañana del 31 de diciembre.

Esa mañana, Anderson llamó a Daniel Stahoviak, un amigo con quien había quedado de almorzar, pero llamó para cancelar, diciendo que se sentía muy cansado de haber conducido la noche anterior.

Benjamin quedó de llamar a su amigo más tarde para seguir platicando, pero la familia y los amigos de Anderson se preocuparon cuando dejaron de recibir noticias de él en el día.

Ante la preocupación, Daniel fue al departamento de Benjamin para buscarlo y encontró varias cosas que le parecieron extrañas:

De acuerdo con Arizona Republic, las luces de la casa estaban encendidas, había dinero tirado en la encimera y las tarjetas de crédito de Anderson estaban tiradas en la entrada, además, había una toalla mojada en la cama y la ropa de Anderson estaba en el piso de la cocina.

Los amigos de Anderson llamaron a la empresa de autos en la que Benja había comprado el suyo, pues tenía GPS y las señales los llevaron hasta un hotel Sheraton donde vieron a 3 sujetos en el auto de Benja, pero no había señales de él.

Al día siguiente el vehículo fue encontrado incendiado y ahora las autoridades dicen que el hombre de Phoenix fue hallado muerto en el desierto, a unas 30 millas de donde encontraron su auto.

La causa de muerte de Anderson no ha sido anunciada, aunque su muerte está siendo tratada como homicidio.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario