Cientos de manatíes han muerto en las costas de Florida debido a que el crecimiento de algas nocivas y contaminantes están acabando con las algas con las que se alimentan estos mamíferos, informó un funcionario de vida silvestre a una comisión de la Cámara de Representantes del estado.

La flora acuática ha disminuído en la laguna del río Indio y zonas aledañas. A pesar de que las plantas crecen en aguas limpias y arenosas, el entubamiento generado por las algas nocivas y los contaminantes ha dificultado su supervivencia, detalló Melissa Tucker, directora de la División de Conservación de Hábitats y Especies de la Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida.

“Nuestro conteo de muertes en todo el estado, de todas las fuentes, ha sido más alto de lo que jamás se había informado. Este es un problema de inanición. No hay suficiente vegetación acuática disponible para los manatíes”, dijo Tucker a la Comisión de Asuntos Estatales de la Cámara de Representantes.

De diciembre a mayo, fecha en que los manatíes se reúnen en las aguas cálidas, las autoridades detectaron un gran aumento en el número de muertes de estos mamíferos con 667, cuando normalmente se registran unos 156 decesos, apuntó Tucker.

Pese a que las muertes regresaron a niveles normales después de mayo, fecha en que la especie se distribuye en otras aguas en verano y otoño, Florida ha registrado 968 muertes de manatíes en 2021, a falta de más de dos meses para que acabe el año. El máximo anterior anual fue de 803 decesos registrados en 2013.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario