Ni siquiera los árboles de Navidad son inmunes a la escasez provocada por la pandemia de coronavirus y la inflación que asola la economía estadounidense.

Las condiciones meteorológicas extremas y los trastornos en la cadena de suministro han reducido esta temporada el suministro de árboles, tanto reales como artificiales.

Los compradores estadounidenses posiblemente tendrán menos opciones y pagarán hasta un 30 % más por ambos tipos de árboles esta Navidad, advirtieron representantes del sector.

"Es un golpe doble: los problemas meteorológicos y en la cadena de suministro realmente están afectando a la industria", comentó Jami Warner, director ejecutivo de la American Christmas Tree Association (Asociación Estadounidense de Árboles de Navidad), un grupo del sector. "Quienes los cultivan se han visto muy afectados por inundaciones, incendios, humo, sequías y condiciones meteorológicas extremas".

¿Por qué hay escasez de árboles de Navidad?

Las temperaturas altas récord y los incendios forestales a finales de junio golpearon especialmente a las plantaciones de árboles navideños en Oregon y Washington, dos de los productores más grandes del país.

Warner no brindó un cálculo de cuántos árboles menos habrá este año, pero debido a que tardan 10 años crecer, la pérdida se sentirá durante muchos años.

La escasez de camioneros también está haciendo que sea más complicado y costoso transportar los árboles desde las plantaciones hasta las tiendas y los lotes de venta.

El consejo de Warner: "Compre pronto. Si ve algo que le guste, cómprelo".

En el negocio Crystal River Christmas Trees, el propietario Dale Pine y su sobrino Stacy Valenzuela batallaron para conseguir suficientes árboles para vender en su lote en Alameda, California. La mayoría de sus proveedores en Oregon perdieron árboles por la ola de calor.

"Durante algún tiempo, la situación no pintaba bien", comentó Valenzuela. "Todos los días preguntábamos por teléfono, ‘¿Tienes algo? Si tienes, mándamelo’. Así que pasamos muchos trabajos para traer árboles este año".

Valenzuela confirmó que Crystal River tuvo que subir los precios durante esta temporada debido a los incrementos en el costo de los árboles, la mano de obra y la entrega por camión.

A su vez, el sector de árboles artificiales también batalla con sus propios problemas de suministro. Los puertos atascados y la falta de conductores retrasan los envíos y aumentan los precios, dijo Caroline Tuan, directora de operaciones de Balsam Hill. Los precios de los árboles de la empresa han subido un 20 % este año y hay menos variedad.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Te puede interesar: Escasez de pintura: ¿Cómo afecta a contratistas latinos? ¿Qué están haciendo?

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario