La determinación no tiene límites y es capaz de hacerte llegar lejos. En un mundo donde la comodidad y la facilidad se han vuelto la norma, algunas personas están dispuestas a superar cualquier obstáculo para lograr sus metas. Tal es el caso de Xavier Jones, un valiente niño de 14 años de edad de Saint Louis, que se convirtió en protagonista de un acto de coraje al caminar dos horas para asistir a su propia ceremonia de graduación de octavo grado.

"Quería caminar por el escenario", dijo el adolescente. Por supuesto, una graduación de cualquier nivel escolar es un momento importante en la vida de todos los estudiantes. Para Xavier, hubo un instante en el que pensó que no disfrutaría de ese episodio, cuando se averió el auto de su abuelo dificultando la llegada a la Universidad Estatal de Harris-Stowe, donde se daría el acto.

En lugar de dejarse vencer por la adversidad, Xavier tomó una determinación. Sabiendo que el tiempo era esencial, decidió caminar hasta el recinto. Con su diploma en mente, el joven de 14 años se puso en marcha junto con un hermano y un amigo, dispuesto a llegar a su graduación a toda costa. Antes, verificó las mejores vías y que realmente contaba con el tiempo para llegar.

Atravesando calles y avenidas con sus zapatos rotos, Xavier demostró una fuerza de voluntad y resistencia impresionante para su corta edad. Luego de caminar 6.5 millas de un extremo a otro de la ciudad, en un tiempo de dos horas y media, llegó a su destino que le esperaba con una gran sorpresa.

¿Qué premio recibió Xavier Jones tras caminar dos horas a su graduación?

Finalmente, pudo disfrutar de su momento. Nada podía opacar su sonrisa que irradiaba felicidad y satisfacción. Lo mejor es que, aunque esa no era su intención, no pasó desapercibida la fortaleza de su espíritu, y se llevó más que el diploma y los aplausos de sus compañeros de clase, maestros y familiares que entendieron el significado de su logro.

Su acto de valentía y dedicación fue premiada cuando Latonia Collins Smith, presidenta de la Universidad Estatal de Harris-Stowe, anunció conmovida por la historia del joven que en recompensa le otorgaron una beca universitaria completa, que garantiza sus próximos pasos luego de que culmine la escuela secundaria.

Esta beca universitaria que cubre matrícula y libros, no solo abrirá las puertas de la educación superior para Xavier, sino que también servirá como un testimonio del poder de la resiliencia y la perseverancia. Este adolescente hoy sueña con ser piloto de NASCAR, lo que planea hacer después de terminar la universidad.

Es imposible no inspirarse por historias como las de Xavier Jones, que es un ejemplo para jóvenes de todo el mundo, recordándoles que no importa cuán grande sea el obstáculo, si se tiene la voluntad y la determinación, se puede lograr cualquier meta, sin importar las millas de distancia que te toque recorrer, pues no siempre el camino hacia el éxito es fácil ni cómodo, pero sí tiene grandes recompensas.

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com