El Distrito Escolar de Los Ángeles anunció que tomará medidas para evitar contagios por COVID-19 en el próximo regreso a clases el 11 de enero.

Es así que antes de poder ingresar a los diferentes planteles, estudiantes y trabajadores tendrán que hacerse una prueba para descartar la enfermedad, esto sin importar si ya están vacunados. Además todos tendrán que cumplir con el protocolo para poder entrar a las aulas.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles informó que se realizarán estos nuevos protocolos para poder reanudar clases, ya que actualmente Estados Unidos vive una nueva ola de contagios, principalmente por la variante Omicrón.

Además se informó que en estas medidas, incluyendo el uso de mascarillas en todo momento en el campus, incluso en espacios exteriores donde no sea posible el distanciamiento.

Desde el pasado lunes los centros de pruebas COVID-19 de la zona reabrieron sus puertas, por lo que se pueden programar citas desde ahora.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario