La policía confirmó el hallazgo del cuerpo de Cynthia "Linda" Alonzo, una latina que fue asesinada hace 18 años por su pareja.

Se le vio por última vez el 24 de noviembre del 2004, Día de Acción de Gracias, cuando se subía al auto con su pareja. Ambos visitarían a la familia de Alonzo por la fecha especial. Pero nunca más apareció.

Te puede interesar:

Ella tenía 48 años y vivía en West Oakland con su novio Eric Mora, a quien se le acusó de asesinato en 2007 tras una investigación que reveló rastros de sangre de la mujer en la vivienda donde estuvieron juntos el día que desapareció. También presentó múltiples rasguños que indicaron signos de forcejeo, pero no lograron dar con el cuerpo.

No fue sino hasta el 2012 cuando Mora fue juzgado y condenado por asesinato en segundo grado con sentencia de 15 años a cadena perpetua. Errores en el procedimiento obligaron a anular la condena en el 2016. Ese mismo año fue cuando él admitió haber matado a su novia. Dio además indicaciones de dónde encontrarla y no fue posible dar con ella.

Tras 18 años el cuerpo de Cynthia "Linda" Alonzo descansará en paz

Hace unas semanas se halló el cuerpo de Alonzo, 18 años luego del asesinato. Estaban en el mismo lugar donde Mora admitió que la dejó, envuelta en lonas en una fosa, dijo la fiscal de distrito del condado de Alameda, Nancy O'Malley.

Te puede interesar:

El levantamiento del cuerpo en presencia de familiares de la víctima y la posterior autopsia confirmaron la identidad de Alonzo.

"Después de casi 18 años de espera, la familia de Linda Alonzo finalmente puede encontrar algo de paz al saber que su ser querido finalmente puede descansar",

dijo O'Malley en un comunicado de prensa. 

Agregó:

"No podemos comenzar a imaginar el dolor y la inquietud que su familia debe haber sentido durante todo este tiempo sin saber dónde estaba Linda. Nuestros pensamientos están con ellos". 

Nancy O'Malley
jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com